viernes. 19.07.2024

MDyC tiene entre ceja y ceja enmendar la educación caballa. La formación ha llevado a la Asamblea en el que ha sido el primero Pleno del año una propuesta que persigue "detectar las causas del fracaso escolar" y, a la postre, "intentar buscar soluciones a los problemas detectados". La fórmula con la que el partido aspira a materializar tan noble pretensión pasa por elaborar "un informe que analice las necesidades a cubrir en el ámbito educativo municipal" al objeto de "contar con una educación de calidad". Sin más.

"La idea es confeccionar el documento entre todos, incluida la propia comunidad educativa", detallaba Fatima Hamed, quien tiene claro que los datos que arroja el ultimísimo Informe PISA -esos mismos que sitúan a nuestra salada tierra en el furgón de cola de la enseñanza nacional- "son demoledores". "Muestran la deriva en la que se encuentra nuestra educación", lamentaba.

Hamed y los suyos están convencidos de que las métricas "subrayan la necesidad de llevar a cabo una acción concertada para cerrar las brechas existentes", arguyendo que, "si la gente joven no cree en su porvenir, lo normal es que la cosa siga yendo a peor". "Es un problema que nos concierne a todos", incidía la líder del Movimiento.

Tal y como cabía esperar, la eterna cuestión competencial ha vuelto a copar buena parte del debate parlamentario. Plena conocedora de que, efectivamente, el Gobierno local está atado de pies y manos en lo tocante a educación, Hamed considera, no en balde, que, "siempre hay algo que podamos hacer; si la Ciudad no alza la voz ante el Ministerio, poco o nada se va a solucionar".

En un intento por buscar soluciones para atajar tan acuciante problemática, MDyC ha centrado el tiro en la economía familiar. A este respecto, los localistas sostienen, entre otros argumentos, que "el alumnado con menor nivel socioeconómico afronta, por norma, un mayor riesgo de repetición de curso". ¿Cómo evitarlo? Hamed cree que "manteniendo e incrementando las ayudas focalizadas a los estudiantes con menos recursos, reforzando los servicios de orientación académica y reduciendo la segregación de los alumnos entre centros por motivos sociales".

El debate no ha podido ser más extenso. El primero de los grupos en intervenir ha sido el Partido Socialista. Juan Gutiérrez ha utilizado su intervención para anunciar su apoyo favorable a la iniciativa, pero avisaba: "Es necesario que la propuesta se desarrolle con un espíritu constructivo". "Sin los jóvenes de hoy, no existirá la Ceuta de mañana", alertaba.

Una vez más, la polémica la ha servido en bandeja Juan Sergio Redondo. "Desde que está usted ahí arriba, se ha institucionalizado mucho", reprochaba el portavoz de VOX a la vicepresidenta segunda de la Mesa de la Asamblea. "Ya no queda nada de la diputada combativa que fue usted antaño", apostillaba.

Redondo ha vuelto a recurrir al manido mantra de la 'marroquinización' para explicar las causas del fracaso escolar, esgrimiendo que "hay una parte muy importante de la población que no sabe hablar español y que va a las escuelas y no se entera de lo que está transmitiendo el docente de turno". "Esto genera un grave problema a la hora de que los jóvenes avancen en su formación", defendía.

Para la extrema derecha, el único remedio posible para reducir los índices de abandono educativo pasa por implementar "un plan de españolización", una rocambolesca propuesta que el partido ya llevó en su momento a sede plenaria. "Es necesario que estas comunidades dominen en el idioma en el que se van a tener que comunicar durante su vida profesional", advertía el presidente de VOX Ceuta.

Instantes después de que Vivas cediera la palabra a Mohamed Mustafa, la crispación llegaba a su cénit. "¿Me ha llamado tonto?", preguntaba en voz alta el secretario general de Ceuta Ya! "Estoy hablando con mis compañeros", replicaba Redondo. "Es usted un cobarde; tenga la gallardía de decírmelo a la cara", afeaba Mustafa.

Lejos de los postulados de la ultraderecha, el partido autonomista piensa que, "si el Informe PISA deja algo claro es que las condiciones socioeconómicas del alumnado determinan el éxito escolar, no la lengua". "Existe una brecha enorme", argumentaba Mustafa, cuyo grupo aboga por "elaborar un estudio riguroso sobre las desigualdades de Ceuta". "El último tiene ya diez años", revelaba.

Del lado del Ejecutivo, la encargada de recoger el guante lanzado por Hamed ha sido Pilar Orozco. La titular de Educación ha aprovechado su turno para sacar a relucir las actuaciones que su Consejería ha acometido desde que dio comienzo el vigente curso político, a saber: educación especial, enfermería escolar, atención temprana, obras y reparaciones en colegios e institutos...

Pese a haber reconocido que "aun quedan muchas cosas pendientes", Orozco ha expuesto que "existen muchas sinergias" y que "se está en permanente contacto con el Ministerio". Sin ir más lejos, la Administración está "trabajando con la Dirección Provincial en un nuevo protocolo para reducir el absentismo escolar". "No tener competencias no nos exime de responsabilidades; no podemos quedarnos de brazos cruzados", concluía.

De nuevo con la palabra, Hamed ha agradecido el voto favorable a aquellas formaciones que han decidido adherirse a la propuesta. Sobre el discurso de Redondo, la cabeza de lista de MDyC ha señalado que "es el argumento más racista que se ha escuchado en lo que llevamos de legislatura". "Ha pretendido asociar el fracaso escolar a eso que llama 'marroquinización'", le decía a Redondo. "Los expertos dicen que el bilingüismo es un factor de desarrollo, pero a usted la martiriza que haya una parte de la población local que tenga una lengua materna diferente", criticaba.

Despachada la oposición, Hamed ha respondido a Orozco que "el 'ya estamos trabajando' no sirve de nada si no va acompañado de gestiones". "La triste realidad es que la comunidad educativa lleva mucho tiempo sin ver soluciones". Al final, la proposición ha acabado saliendo adelante; solo VOX ha votado en contra.
 

Un "tonto", un "cobarde" y un largo debate para dar luz verde a la elaboración de un...