miércoles. 29.05.2024

Una sencilla búsqueda en el portal de alquiler de viviendas vacacionales más popular de la red para el fin de semana del próximo 10 de mayo arroja 17 opciones en la ciudad para tener un techo, un baño y una cocina disponible durante una estancia de dos noches en la ciudad a precios por persona algo más económicos que el de los hoteles. 17 propietarios que como sucede en el resto del mundo aprovechan su inmueble para sacarse un dinero extra acogiendo turistas. El número es sensiblemente superior al que había hace sólo un par de años, por más que sea aún pequeño. El alquiler turístico de viviendas supone tal quebradero de cabeza en todo el mundo, que la Unión Europea ya lanzó un reglamento recientemente al que ahora se tendrán que adaptar las diferentes regiones. Nueva York sin ir más lejos puso en marcha una normativa recientemente que se bautizó como anti plataforma líder de ese alquiler vacacional. El problema es que se achaca a esta práctica el incremento desorbitado de los precios del alquiler. El PSOE ha preguntado por al cuestión al Ejecutivo este lunes y la respuesta obtenida ha sido que en dos meses Ceuta adaptará su reglamento de apartamentos turísticos que es de 2010 al europeo y espera tenerlo listo en 2 meses.

Si alguien estaba pensando en hacerse un dinero extra alquilando una vivienda por fines de semana a turistas en lugar de por temporadas largas a inquilinos residentes, que sepa que le queda poco tiempo.

“Queremos poner el foco en las viviendas turísticas de la ciudad, especialmente alojamientos que operan al margen de la legalidad”, ha explicado la diputada socialista Fidda Mustafa.

El consejero de Turismo, Nicola Cecchi, le ha replicado que el reglamento de 2010 sólo contempla la obligación de registro de la figura del apartamento turístico, no la de las viviendas. El apartamento turístico además de registrarse ante la Consejería no puede ser usado nunca con carácter residencial estable. Hay pocas obligaciones más en el reglamento de 2010.

El nuevo, que Cecchi ha prometido en “un mes y medio o dos como mucho”, se va a adaptar a la normativa europea, lo que supone de entrada que tanto viviendas como apartamentos que vayan a ser usadas para alquilar a turistas por temporadas más o menos cortas tendrán que registrarse para ser legales ante la Consejería de Turismo y tendrán también que hacer la declaración obligatoria a la Policía Nacional sobre la actividad de sus inquilinos o clientes como ya hace todo el sector turístico tradicional (hoteles y pensiones) desde hace décadas.

Y presumiblemente si hay que hacer todo eso es normal que esa actividad económica haya que declararla, tendrá que pagar impuestos, y además estará sujeta a cumplir con más obligaciones, o en caso contrario atenerse a sanción, aunque esto no lo haya expresado formalmente Cecchi.

En Ceuta con 17 viviendas ofertas en la principal plataforma parece que el problema no es demasiado grande, pero en otros ayuntamientos como el de Barcelona más que registrar las viviendas lo que tiene que hacer el usuario es solicitar la posibilidad de usarla para ese fin, porque las licencias son limitadas para evitar la saturación turística y la subida desmedida de los alquileres por el efecto rebote.

Nueva York por ejemplo prohibió directamente la actividad y la ha dejado limitada a caseros que alquilen espacio de sus viviendas, pero con ellos dentro o viviendo en ellas.

Cecchi lleva meses trabajando en el borrador del nuevo reglamento, según ha relatado. Porque a día de hoy las viviendas turísticas no tienen obligación de registrarse y no hay ningún apartamento turístico registrado. No hay censo, aunque un simple vistazo en la red arroje 17 posibilidades para dormir en Ceuta días sueltos.

En FITUR, Cecchi ha contado que ya mantuvieron encuentros de trabajo con responsables de otras autonomías con la misma preocupación, entre otros el de Andalucía, que les ha llegado a compartir su borrador de reglamentación del asunto.

Una vez esté la primera versión del texto normativo, Cecchi ha prometido trasladarlo a los grupos políticos en la Asamblea y a la Cámara de Comercio y la Confederación de Empresarios para que hagan aportaciones y mejoras al mismo.

Turismo obligará a dar de alta las viviendas que se ofrecen a turistas