lunes. 24.06.2024

Los médicos de Atención Primaria se sienten marginados y desconsiderados en su labor diaria. A pesar de diagnosticar una amplia gama de patologías y desempeñar funciones polivalentes, como atender urgencias, gestionar visados de medicación y atender a pacientes de todas las edades, no cuentan con el reconocimiento y el apoyo adecuados por parte de la dirección sanitaria.

La situación se agrava al comparar las condiciones de trabajo de los médicos de Atención Primaria con los de especializada, quienes cuentan con el respaldo de personal de enfermería para pasar sus consultas y un menor número de pacientes por jornada laboral. Mientras tanto, los médicos de Atención Primaria se ven obligados a lidiar con agendas sobrecargadas, atendiendo a más de 40 pacientes en un solo día sin margen para demoras.

Además, la falta de acceso oportuno a pruebas y consultas especializadas en hospitales lleva a los pacientes a recurrir a sus médicos de cabecera en busca de orientación, generando una mayor presión sobre los facultativos de Atención Primaria.

Ante esta situación, UGT Sanidad hace un llamado a la dirección del sistema sanitario para que tome medidas inmediatas y efectivas para abordar las necesidades y preocupaciones de los médicos de Atención Primaria. Es fundamental garantizar condiciones laborales adecuadas y reconocimiento profesional para estos profesionales que desempeñan un papel crucial en la atención médica de la población.

En este sentido, UGT Sanidad se solidariza con todos los compañeros de la sanidad que enfrentan esta problemática y se compromete a seguir trabajando para mejorar las condiciones laborales y el bienestar de los profesionales de la salud en nuestro país.

UGT exige medidas ante la precaria situación de los facultativos de Atención Primaria