lunes. 24.06.2024

La entrevista al presidente de Ceuta en la televisión nacional ha comenzado con un pequeño resumen de la situación en la que se encuentra la ciudad y qué problemas enfrenta, según cada uno de los miembros de la Oposición.

Toda la Oposición se ha puesto de acuerdo en señalar que el mayor problema de Ceuta es de índole económica, ya sea por el desempleo, la falta de vivienda, o la falta de desarrollo.

Por su parte del PSOE denuncia una falta de servicios básicos en la periferia, Vox se enfoca en la marroquinización y la inseguridad, MDYCe recuerda el fracaso escolar y apunta a la amenaza para lo convivencia que supone la ultraderecha y Ceuta Ya! en la falta de oportunidades para los más jóvenes.

Sin embargo, Juan Vivas – que no ha dejado en todo momento de resaltar la belleza de Ceuta y sus potencialidades, como su gente, su historia y enclaves o el Régimen Fiscal Especial – en lugar de hablar de problemas ha hablado de las cuestiones que considera que deben centrar la acción institucional para lograr una mejor calidad de vida en Ceuta: Integridad territorial, convivencia y acuerdos para asegurar la estabilidad y prosperidad de la ciudad.

 

 

Ha explicado, en relación con las relaciones con Marruecos, que el mayor problema que ha tenido Ceuta en su historia contemporánea ha sido causado por el país vecino al emplear a su propia población como arma para presionar a España, refiriéndose a la entrada masiva de los 12.000 marroquíes.

A su juicio, como respuesta a la invasión, se hizo como se tenía que hacer. Tanto a nivel del Gobierno Autonómico como del Estado. Y consecuencia de aquello es la inclusión de Ceuta en la estrategia de seguridad nacional, y la elaboración del plan estratégico para el cambio de modelo económico de la ciudad.

“Aquel episodio”, ha señalado Vivas, “estableció las diferencias de las dos maneras de concebir la defensa de Ceuta, Una es la del Partido Popular, de dejar al margen de las siglas a la hora de defender Ceuta.” Para Vivas, relacionar el Sahara con Ceuta, es una equivocación, porque la españolidad de Ceuta no admite duda y ni Ceuta ni Melilla pueden ser moneda de cambio.

 

 

A juicio del presidente, la opinión de Marruecos sobre la españolidad de Ceuta no es relevante y lo único que hay que exigirle, como vecino país, es el respeto por nuestra integridad territorial, la de España.

En ese sentido ha valorado que la normalización del tránsito fronterizo, con la exigencia del visado en frontera, y la expectativa razonable de aduana, que supone un reconocimiento explícito de Marruecos de la soberanía de Ceuta, es muy importante que supone tranquilidad para los ceutíes.

Respecto a la fecha, ha señalado que, tras su reunión con el ministro del Interior, José Manuel Albares, siguen sin conocer la fecha de la apertura, pero si tiene expectativa de que se materialice, lo que considera ya un hito histórico. Y ha subrayado que más que la fecha, dentro de un plazo razonable que no puede ser indefinido, lo importante es que empiece en condiciones.

También se ha referido al desempleo justificándolo en los riesgos y amenazas que tiene Ceuta por sus singularidades, como el escaso territorio, falta de recursos naturales, extrapenisularidad y el mismo hecho fronterizo. Realidades, ha dicho, que “requieren estrategia decidida y continuada”

Sin embargo, en cuanto a potencialidades, han referido la ventaja competitiva que supone su situación estratégica, para el Medio ambiente o el Turismo, así como el Régimen Fiscal Especial.

 

 

Uno de los últimos temas tratados es el transporte, sobre la facilidad o dificultad de ir a Ceuta. A lo que Vivas ha respondido que, por encima de todo, merece la pena ir a Ceuta. Aunque ha reconocido que el precio del barco es disuasorio por lo elevada, pero que dentro del Plan estratégico se incluya la mejora de las comunicaciones, teniendo que buscar fórmulas legales para abaratar el precio del billete, sin que al Estado le cueste en demasía.

Con las elecciones de mayo ha concluido esta entrevista. Al respecto, Vivas ha asegurado que “Si no somos la lista más votada. No me presentare a la investidura”. Ha reflexionado que, si la lista del PP no es la más votada, será una señal de que los ceutíes le están pidiendo que lo deje ya y que dé un paso atrás. Por lo que pactos y acuerdos postelectorales será una cuestión que tendrán que decidir otras personas de su partido.

Vivas en 24H: “Si no somos la lista más votada el 28 de mayo, no me presentaré a la...