domingo. 19.05.2024

Con un despliegue policial desproporcionado, el líder de la formación ultraderechista, Santiago Abascal, se ha presentado ante sus correligionarios en el Hotel Ulises, en lo que es una clara apuesta de VOX por la plaza de Ceuta. La Policía Nacional iba desviando a los peatones que paseaban por el Revellín, negando el paso por el centro del paseo.

El despliegue policial en los alrededores del Ulises prohibía a los ceutíes pasear por el centro del paseo (Laura Pérez)
El despliegue policial en los alrededores del Ulises prohibía a los ceutíes pasear por el centro del paseo (Laura Pérez)

Carlos Verdejo ha sido el encargado de ejercer de maestro de ceremonias que se arrancaba con un “no veo aquí a ningún Juan Vivas, Gutiérrez o ninguna Fatima” y en su discurso enardecido, Verdejo ha vaticinado que VOX va a dar el sorpasso al PP para continuar dando paso a Juan Sergio Redondo.

El candidato a la Presidencia de la Ciudad por VOX, en un discurso triunfalista, ha agradecido el apoyo de los suyos así como la presencia, en el acto más destacado de campaña, de Santiago Abascal a la que es “su casa y a la que será siempre bienvenido”, lo que ha desatado los aplausos de los asistentes al mitin, pese a los “ataques de la Ceuta indecente”, refiriéndose a los nombres citados anteriormente por Verdejo, “liderada por promarroquíes, socialistas, populares”, solicitando el voto “de la Ceuta decente” y para presentar “al primero de los valientes”, a Santiago Abascal que empezaba su discurso con un “esto no es Marruecos. Esto es España”.

Abascal, tras un breve repaso a las historia en la que ha recordado que Ceuta nunca ha pertenecido a Marruecos tras lo que ha señalado su origen vasco con un “también vengo de una tierra complicada” para después añadir que a Redondo no le va a hacer falta la mayoría absoluta, “sólo ganar”, aludiendo a Núñez Feijóo, cuando apuntó que los Populares dejarían gobernar a la lista más votada.

Abascal ha sido recibido con gritos de "guapo" o "presidente" (Laura Pérez)
Abascal ha sido recibido con gritos de "guapo" o "presidente" (Laura Pérez)

El líder de Vox ha hecho referencia a la destacada presencia policial a su alrededor, haciendo una comparación con Beirut algo que, ha asegurado Abascal, no vivió hace cuatro años, apuntando que “después de 23 años (sic), el régimen de Vivas, para Ceuta, es una sociedad sin libertad, una sociedad con miedo, una sociedad clientelar” y VOX llega para “devolver la dignidad a los ceutíes”.

Con constantes alusiones a Euskadi, dejando el mensaje subliminar de ETA de trasfondo, Abascal ha tirado de memoria para poner sobre la mesa los resultados obtenidos en las últimas elecciones generales de 2019 a la vez que dejaba caer que “le importa un comino” que se le declarara persona non grata tras su última visita a la ciudad en mayo de 2021 y acusando a quienes le “perpetraron un escrache” a las puertas del parador La Muralla de “criminales”, acusando a Viva de no impedir aquel 'nombramiento' porque se estaba “frotando las manos, rendido a los quintacolumnistas de Marruecos”.

Abascal no se ha olvidado de citar al líder de los socialistas ceutíes, Juan Gutiérrez y, tras relatar su paso por Covadonga, ha dicho “ya sabemos que en cualquier sitio de España, en Covadonga o en Ceuta, va a salir un Gutiérrez o un Barbón haciendo el mamón, intentando amedrentarnos”.

“Bajo la bota de Juan Vivas”, al que ha señalado como “el hombre de Sánchez en Ceuta” que “está rendido a la marroquinización Ceuta” apuntando que en Ceuta “no hay un problema religioso, sino de integridad territorial” momento en el que Abascal ha introducido su argumentario migratorio, vinculándolo a la “inseguridad”. Para frenar lo que ha denominado “efecto llamada”, Abascal ha reiterado su propuesta de retirar toda ayuda social a los inmigrantes “que niegan a los españoles”.

Sobre la inseguridad de Ceuta y sin citar expresamente a la barriada del Príncipe a la que se ha referido como un gueto, Abascal ha pedido para los narcotraficantes “plomo o cárcel, que le ha servido de base para entrar en el plano nacional, para arremeter contra el Gobierno de la nación y por extensión a Pedro Sánchez.

 

VOX tacha de "gente indecente" a todos los ceutíes que no les van a votar