domingo. 29.01.2023
NUEVO AÑO

1983-2023: Cuarenta años de carnaval

Este 2023 se cumplirán cuarenta años desde el primer concurso de carnaval de Ceuta. Fue en febrero de 1983, tras cuatro décadas sin poder celebrarse el mismo por la prohibición del anterior régimen, cuando agrupaciones comandadas por Valeriano Hoyos y Andrés Peña lograban los primeros puestos de un concurso aún incipiente. Sin embargo, el carnaval de Ceuta no permaneció del todo oculto sobre el franquismo. Más bien, al contrario.

Renacimiento Caballa, con un jovencísimo Andrés Peña (segundo por la derecha, de pie), como autor / Foto: Carnaval Caballa
Renacimiento Caballa, con un jovencísimo Andrés Peña (segundo por la derecha, de pie), como autor / Foto: Carnaval Caballa

Probablemente, en estos días de villancicos y reuniones familiares muchos de ustedes habrán cantiñeado algunos propios de la tierra como "Claveles rojos", "La canastera de Capuchinos" o "A dos los jureles". Nada que ver, si conocen las letras, con el nacimiento de un niño en algún lugar de la actual Palestina. ¿El motivo?. El carnaval estuvo prohibido, aunque bien es cierto que consentido en muchas etapas, del anterior régimen. Sin embargo, los copleros de los años treinta burlaron hábilmente la prohibición trasladando las coplas de febrero a diciembre y 'camuflándolas' de villancicos.

Y es que este año se cumplen cuarenta desde que Ceuta recuperase el Concurso de Agrupaciones. Fue en el teatro Terramar -actualmente, un gran supermercado frente al cuartel de la Guardia Civil-, y unos imberbes Valeriano Hoyos y Andrés Peña comandaban "Los presos diarios de la cuarta galería" y "Renacimiento caballa" como primeros premios del recién restaurado concurso. Pero, como decimos, si bien durante el franquismo pesó la prohibición hubo una cierta tolerancia con algunas agrupaciones. Es el caso, por ejemplo de la "Murga Kaos", en la que el propio Peña y otros históricos como Javier Barceló Palacios "Payto" daban rienda suelta a su imaginación en fiestas de instituto. Hablamos de mediados de los setenta; época en la que surge también "Los platanitos caballas", al margen de actuaciones en fiestas privadas como las de la familia Orozco.

La Murga Kaos, en una actuación de 1973 / Carnaval Caballa
La Murga Kaos, en una actuación de 1973 / Carnaval Caballa

Y una escena curiosa, vivida a mediados de esa década. El mejor deportista español del momento, probablemente junto a Luis Ocaña, visita Ceuta para presidir el jurado de un concurso de belleza. En honor de Francisco Fernández Ochoa, campeón en Sapporo 74, actúan "Roque y sus majos". Roque Guerrero Del Peñón: el rey de las coplas antes del estallido de la Guerra Civil y a cuya autoría pertenece, por ejemplo, el himno oficioso del carnaval ceutí, "Meses pasados". Algo así como el "Vaporcito" en versión local. Hablando de Cádiz: dos años antes, y sobre las tablas del Falla, se ha producido una de las imágenes que mejor simbolizan la Transición española: el abrazo entre Rafael Alberti, poeta en el exilio durante décadas y miembro de las Cortes constituyentes con el Partido Comunista de España, y José María Pemán, autor del himno nacional durante el franquismo. Ambos gaditanos, ambos sentían un profundo respeto por la obra del otro.

El 'abrazo del Falla', entre Pemán y Alberti, inmortalizado por Joaquín Hernández "Kiki"
El 'abrazo del Falla', entre Pemán y Alberti, inmortalizado por Joaquín Hernández "Kiki"

Pero volviendo a Ceuta, en aquella ocasión los grupos ganadores recibieron 9.500 pesetas en premios -para Millenials: algo más de 57 euros-, como ganadores de un concurso promovido, precisamente, desde el propio poder, con Ricardo Muñoz (UCD y posteriormente presidente del Partido Popular) como alcalde y su compañero de grupo, Juan Lázpita como concejal de Festejos. Ceuta vivió una eclosión de carnaval, a todos los niveles. Celebrada y recordada es la anécdota de un concejal que se encajó en un pleno vestido de torero porque había que celebrar las fiestas carnestolendas... Unas fiestas que se han celebrado en distintas ubicaciones: el propio Terramar, el antiguo Cuartel del Revellín, el IES Siete Colinas y el actual auditorio. Incluso, en 1994, se celebraron en medio de una fractura entre carnavaleros y Festejos en una carpa en la Marina, en el actual Recinto Ferial Juan Carlos I.

Y así, como quien no quiere la cosa, Don Carnal va a cumplir cuarenta años desde su regreso. Porque el origen no es del todo conocido, aunque se cree que a finales del Siglo XIX -el carnaval, como el rock, llega a España a través de los puertos- ya se escuchaban en Ceuta algunas coplas parecidas al tango antillano de la Tacita de Plata. Cuarenta años con buenos y malos momentos, y en los que solo la pandemia y alguna lluvia a destiempo ha impedido que se celebrara el concurso, que este año vuelve con en torno a una docena de agrupaciones.

Imagen de la última cabalgada de carnaval, la de 2020 / Archivo
Imagen de la última cabalgata de carnaval, la de 2020 / Archivo

Por cierto ¿en Cádiz estuvo prohibido el carnaval?. Si, y no. En agosto de 1947, estalla el polvorín de San Severiano en la Tacita: a día de hoy se desconoce el número exacto de muertes, aunque se calcula que no fueron menos de 200, de una deflagración  que obligó a reconstruir buena parte de la capital gaditana y cuyas columnas de humo fueron visibles en el propio cuartel del Hacho y que hizo temblar la tierra en Sevilla o Lisboa. El precio que pagó Cádiz fue, por tanto, demasiado elevado para que el anterior régimen decidiera autorizar las coplas de carnaval, al contrario que en Ceuta. Eso si, con condiciones: previo viso de la censura, con la cara descubierta y siempre después de Semana Santa y con la denominación de "Fiestas Típicas gaditanas".

1983-2023: Cuarenta años de carnaval
Comentarios