viernes. 07.10.2022
DÍA DE CEUTA

La Patrulla Acrobática deja una exhibición de altura

 Impresionante. En pocas palabras. Con un nutrido público, la Patrulla Acrobática de Paracaidismo del Ejército del Aire ha realizado una exhibición de altura que ha recibido los aplausos incondicionales de los numerosos ceutíes presentes.

Exhibición de la PAPEA / Daniel Hernández
Exhibición de la PAPEA / Daniel Hernández

El primer acto de la celebración del Día de Ceuta ha comenzado a las 11.00 de la mañana de hoy. Se trataba de exhibición de acrobacias paracaidistas ofrecida por la Patrulla Acrobática de Paracaidismo del Ejército del Aire.

La voz del Capitán Ourmar Cheikh, segundo jefe de la PAPEA, actuando como speaker, ha sido la encargada de explicar todo el desarrollo del espectáculo y de amenizar la exhibición, que ha durado aproximadamente quince minutos.

Desde más de media hora antes del acto, el helicóptero HD-21 “Superpuma” del 801 escuadrón del ala 49 con base en Mallorca ya efectuaba pasadas de reconocimiento sobre la playa del Chorrillo. El viento ha cambiado en poco tiempo, algo habitual en Ceuta y eso ha obligado a cambiar la estrategia de los lanzamientos. El salto se ha producido a 2.000 metros de altura desplegando los paracaídas a 1.500.

El primer salto lo ha realizado Francisco Vico, instructor de la patrulla que lleva más de 11.000 saltos a sus espaldas, durante la primera de las tres pasadas que ha realizado el helicóptero. En este primer salto el descenso ha servido también para asegurar la aproximación a la playa y la zona de aterrizaje, dejando un vistoso rastro de humo amarillo.

También en la primera pasada, otros dos miembros de la PAPEA han desplegado la bandera del Ejército del Aire y el Espacio, para deleite de un público entregado al espectáculo que ofrecían los paracaidistas. Uno de ellos aterrizo en el agua, disfrutando de un chapuzón en la playa, a escasos metros de la orilla, por lo que no necesitó ayuda para salir del agua y recoger su paracaídas.

A continuación, el sargento Pablo García Matanza y otro compañero realizando una maniobra llamada “stack”, en la que un saltador engancha sus pies a la parte superior del paracaídas del compañero, han desplegado la bandera de Ceuta en el descenso, hasta aterrizar en la playa entre una fuerte ovación.

La última acrobacia, reservada para el despliegue de una bandera de España de 65 metros cuadrados, ha consistido en un acoplamiento en espejo – Un paracaidista frente al otro en vertical, sujetando dos puntas de la bandera – que ha permitido ver en toda su amplitud la enseña nacional, flanqueada por los paracaidistas y sendas estelas de humo amarillo.

Tras el aterrizaje de esta última pareja el “Superpuma” no solo ha ofrecido una espectacular pasada a escasos metros de la playa, sino que se ha mantenido suspendido en vuelo frente a ella durante unos momentos, en lo que el público no ha dejado de aplaudir.

 

Antes de la exhibición el capitán Cheikh había prometido un espectáculo de altura, y lo han cumplido con creces, a juzgar por la satisfacción del público asistente.

Tras la exhibición la PAPEA ha entregado la bandera de Ceuta y un recuerdo al presidente de la Ciudad Autónoma. E igualmente, recuerdos en forma de posters dedicados para el Comandante General de Ceuta, Marcos Llago, para la Delegación del Gobierno y para el Consejero de Cultura, Carlos Rontomé.

Una exhibición amena, divertida y muy espectacular que han dejado los miembros de la PAPEA en la ciudad.

 

La Patrulla Acrobática deja una exhibición de altura
Comentarios