viernes. 01.03.2024

Los vecinos del edificio 'Pret a Porter' podrían regresar en su totalidad a sus viviendas antes de la próxima Semana Santa. Así lo han confirmado a Ceuta Televisión algunos de los vecinos afectados por el incendio del pasado verano, el màs grande registrado jamás en el casco urbano de la ciudad y que llegó a superar los 1.000 grados de temperatura en aquel suceso de verano.

En concreto, en estos momentos se ha comenzado a derribar los garajes más afectados por las llamas, mientras que administrativamente ya han comenzado a otorgarse algunas cédulas de habitabilidad en las viviendas tras las inspecciones realizadas por los técnicos de la Ciudad Autónoma. Las fuentes consultadas, en cualquier caso, hablan de una fecha "orientativa, si todo va bien" e insisten en el condicional "puesto que los primeros que no queremos generar falsas expectativas somos nosotros mismos", explican.

La fecha "estará en torno a la Semana de Pasión", dependiendo también no solo de los trabajos de reconstrucción sino de los trámites burocráticos a seguir para el total restablecimiento de la normalidad.  "Para entendernos, los vecinos cuyas casas dan a la calle Real ya han regresado, y quedan los que dan hacia la parte trasera, hacia la Biblioteca Pública del Estado", señalan.

Con todo, admiten que "ya estamos en el tramo final de esta pesadilla", y confían en que habran podido regresar antes del primer aniversario del edificio, que tendrá lugar en la primera quincena de julio. Poco a poco "vamos resolviendo problemas, no solo los propios del incendio, sino también derivados del mismo. Por ejemplo: aquel problema con las compañías telefónicas y los servidores de internet ya está resuelto. Recordar que ese entuereto consistía en que en las casas que alquilaron los vecinos mientras se restaura el edificio tuvieron que contratar internet, pero las compañías les exigían la devolución de los modems que figuraban a su nombre. Aquellos que permanecían en las casas a las que no podían acceder al estar precintadas tras el incendio.

Los vecinos del 'edificio de colores' podrían regresar a sus hogares antes de Semana Santa