martes. 18.06.2024
CONTRATACIONES

La Ciudad pagó el coste de Lola Índigo (98.000€) y la taquilla (35.000€) se la llevó la productora

Huracán Producciones Artísticas (de Melilla), un habitual de las contrataciones de la Consejería de Cultura no corrió ningún riesgo. En Cabra o en Almería el mismo concierto costó a las arcas públicas 20.000 euros o menos. La fórmula era la misma, dejar que el productor se quedara con la taquilla, pero allí, a cambio, asumía todos los costes, hasta el de la venta de entradas.

 

 Lola Índigo, en concierto./archivo
Lola Índigo, en concierto./archivo

El concierto que la artista Lola Índigo ofreció el pasado verano de 2022 en las Murallas Reales habría sido el plato fuerte de la programación cultural de todo el estío caballa si no fuera por la actuación de Raphael. Lola Índigo le costó a las arcas públicas 136.316,37 euros. De esa cantidad el caché de la artista sólo supuso 47.000 euros. Un precio que se encuentra dentro de lo que algunas informaciones que recopilaban lo que cobraban los artistas por actuación estipulaban para la artista en 2022. Por ejemplo, el diario El Mundo lo cifró en 35.000 euros.

En el Pliego de Prescripciones que regulaba el contrato para esa actuación se recogía que además de los 47.000 euros, el resto del precio hasta esos 136.316 euros se sumaba en:

2.600 euros de hotel para 20 personas por una noche (a 130 euros la habitación). 1.360 euros en billetes de barco para 20 personas. 15.000 euros se los llevaban los 5 camiones que hacían falta para trasladar a la ciudad el escenario (a 3.000 el trailer). 14.041,43 euros se iban en el alquiler del escenario. 7.553 euros para pagar al personal del montaje y desmontaje del escenario, para lo que hacía falta una grúa a razón de 3.560 euros. El personal de carga y descarga de los camiones costó 9.409 euros -24 personas-. 800 euros se fueron en catering, 450 en transportes internos, 500 euros en Brunner, 500 euros en ambulancia, 3.300 euros en seguros. Hasta aquí el coste del espectáculo era de 95.015,73 euros a los que había que sumar 3.800,63 euros de IPSI.

Para un total de 98.816,37 euros. El resto, otros 37.500 euros se correspondían con la venta de 1.500 entradas a razón de 25 euros, “que serán liquidados por la empresa adjudicataria en relación al importe efectivamente recaudado producto de la venta de entradas”, según se recoge en los pliegos.

Es decir, la Ciudad pagó toda la producción del concierto, incluido el caché de la artista, y la pasta de las entradas se la llevó la productora: Huracán Producciones Artísticas.

Y efectivamente, Lola Índigo vendió para su concierto en las Murallas Reales en 2022, 1.589 entradas.

Ya ni tan siquiera es que la comparación con otros conciertos de ese mismo 2022 de la cantante en otros municipios no resista comparación. En el caso de su concierto en Ceuta, el Ayuntamiento hizo, todo lo que hace una promotora, pero el beneficio se lo llevó entero la productora del concierto a la que contrató para traer a la artista. Ni tan siquiera palió el coste con la taquilla, como sí ha venido pasando en la mayoría del resto de conciertos.

La odiosa comparación con el Ayuntamiento de Cabra

Un modelo similar de contratación siguió el ayuntamiento cordobés de Cabra, aunque mucho más beneficioso para sus arcas públicas: 5 grupos, entre los que estaba Lola Índigo, y 4 días de música le costaron menos de la mitad que en Ceuta.

La actuación de Lola Índigo en Cabra se programó para el 6 de agosto en el Auditorio Alcalde Juan Muñoz, con un aforo máximo de 2.800 personas. Su concierto formaba parte de la programación cultural de ese verano propuesta por el Ayuntamiento. El cartel musical de ese verano en Cabra lo completaban: las comparsas ‘Los Sumisos’ de Martínez Ares y ‘Tinología’ de Tino Tovar, en lo que se promocionó como ‘Festival de Carnaval’ (9 de julio); el artista Sergio Dalma (16 de julio) y el grupo Fuel Fandango (19 de agosto). Las 4 actuaciones le salieron al ayuntamiento por 56.000 euros que abonó a la empresa Eternidad Eventos MMXVII SL. 46.260,99 euros más 9.714,81 euros en IVA.

La empresa Eternidad Eventos le cobró al Ayuntamiento de Cabra esos 46.260,99 euros netos, más el IVA. Y por esa cantidad se hizo responsable de todo, no sólo de que los artistas actuaran, también del montaje, de los transportes, el catering, los recursos técnicos y hasta de la venta de entradas, donde obviamente estaba su beneficio real, dado que se quedaba con la recaudación de los eventos.

En el caso de Lola Índigo el precio máximo fijado por el Ayuntamiento era de 35 euros por localidad. Lo que le concedía a la empresa unos ingresos de 98.000 euros en el caso de vender todas las entradas. La misma cantidad que pagó Ceuta, sólo por el montaje del concierto de la artista.

Sin entrar en los detalles, estos fueron otros costes de conciertos de Lola Índigo para diversos ayuntamientos:

Peñíscola (Castellón) pagó 45.500 euros sin contar el IVA en 2021 por un concierto de la artista realizado a finales de ese año. Esa cantidad era para pagar su caché, el despliegue técnico se contrató a parte por 23.217,50 euros.

En este mismo 2023, por ejemplo, el Ayuntamiento de Almería también contrató a la artista para sus conciertos de primavera. Pagó por la actuación 20.000 euros más el IVA, unos 4.000. El procedimiento era igual que el de Córdoba. Los 20.000 euros se destinaban a pagar el caché "total o parcial del grupo musical”, dejando en manos de la empresa contratista toda la organización, montaje, transporte, sonido, iluminación, contratación de la artista, desmontaje, catering, seguridad, etc. Y asumiendo que su ganancia estaría en la venta de entradas que se quedaría. El valor estimado del contrato subía a 97.309 euros sin IVA, ya que se calcularon unos ingresos de 77.309,09 euros en base al aforo del recinto en el que se programó el concierto. 200 entradas saldrían a la venta por 45,45 euros (sin IVA) y 2.680 por 25,45 euros, también sin IVA.

En Vigo, en cambio, en ese mismo verano de 2022, también actuó, Lola Índigo. El ayuntamiento de Abel Caballero, el alcalde que se ha hecho famoso por sus discursos durante el alumbrado de Navidad, desembolsó algo más de 100.000 euros sin IVA (más de 120.000 con el impuesto).

El concierto se programó en el Auditorio do Castrelos, al aire libre, y se pusieron a la venta 5.000 entradas al precio de 5 euros, pero el recinto permite que hasta otras 10.000 personas sigan las actuaciones de forma gratuita. Aunque en los pliegos de contratación no consta, en el caso de que el Ayuntamiento se hubiera quedado con la recaudación, lo que parece probable dado que las entradas se vendían en la web del Ayuntamiento, el concierto también les habría salido mucho más económico que en Ceuta.

No sólo municipios grandes

No hay que ser Vigo o Almería para contratar a Lola Índigo y hacerlo con más eficiencia que Ceuta. Azuqueca de Henares (Guadalajara) se ubica a mitad de camino entre la capital de la provincia y Alcalá de Henares. Con más de 35.000 habitantes es la segunda población en importancia de la provincia. Y en 2022, el mismo verano que los ceutíes, sus vecinos pudieron disfrutar de Lola Índigo.

El Ayuntamiento la contrató a través de la empresa Emocional Concerts, pero le puso una tarifa en función de cuántas entradas vendiera para el concierto. Hasta 2.400 percibiría 45.000 euros más IVA. A partir de ahí, la tarifa bajaba. Si vendía entre 2.401 y 2.700 entradas el precio bajaba a 42.000 euros. Después por cada 300 entradas más se rebajaba la tarifa de la cantante en 2.000 euros.

También en 2022, el Ayuntamiento de Alcántara (Cáceres) contrató a la artista para que ofreciera un concierto en el Anfiteatro del Conventual de San Benito el sábado 23 de julio a las 22.30 horas con una duración mínima de 90 minutos. Se usó la misma fórmula que en Cabra. El ayuntamiento pagó 47.000 euros (sin IVA), pero a cambio la Sociedad Must Producciones se quedaba con la taquilla, valorada en algo más de 43.000 euros en el supuesto de llenar el aforo (350 entradas a 40 euros y 850 a 35 euros). En total el valor de ese contrato se cifró en 90.750 euros, también más económico que los 136.000 euros de Ceuta e incluso que los 98.000 euros que pagó la Ciudad para cubrir todos los costes de la producción.

La Ciudad pagó el coste de Lola Índigo (98.000€) y la taquilla (35.000€) se la llevó la...