miércoles. 28.09.2022

El caso 'Loma Colmenar' genera los momentos más tensos de la sesión plenaria

Tras el debate sobre los asuntos colaterales al caso 'Loma Colmenar', como el nombramiento de los consejeros no electos, ha sido Ciudadanos el que ha puesto el dedo sobre la llaga que supone este asunto al proponer una reforma del reglamento por la que los diputados investigados por corrupción sean suspendidos o pierdan su condición. Esta propuesta ha sido criticada tanto por el Gobierno como por Caballas que han dudado del objetivo real de los naranja.

 

La tensión ha protagonizado el debate respecto a la propuesta de Ciudadanos relativa a fijar en el reglamento de la Asamblea los motivos por los que un diputado puede ser suspendido o perder su condición, de tal forma que se recojan aquellos casos en los que los diputados sean investigados por delitos de corrupción.

 

El primero en dar respuesta a esta propuesta ha sido el diputado de Caballas, Juan Luis Aróstegui, quien no ha dudado a la hora de ver en la misma un ataque directo a su portavoz, Mohamed Alí, investigado en el seno del caso 'Loma Colmenar'. Aróstegui, que ha vivido un intenso rifi rafe con el portavoz de Ciudadanos al señalar las relaciones de los naranjas con algunos integrantes de la lista fantasma y verse interrumpido en su intervención, ha vuelto a insistir en que se desconocen las causas por las que se investiga no solo a su portavoz sino también a las ex consejeras y al ex portavoz del PSOE, y que el secreto de sumario impide dar las explicaciones oportunas. También ha recordado su insistencia porque este asunto se llevara ante los juzgados y ha asegurado que se volverá a debatir cuando la justicia determine las responsabilidades de los implicados.

 

Tampoco ha sentado nada bien esta propuesta en el seno de Grupo Popular, que sí se ha apresurado ha remarcar que, pese a la creencia en la inocencia de sus ex compañeras, éstas han asumido su responsabilidad. El portavoz de los Populares, Emilio Carreira, ha señalado que la intención de Ciudadanos es la de resucitar la Inquisición, algo que, de nuevo, ha conllevado al enfrentamiento directo con el portavoz de los naranja.

 

En dos ocasiones, además, Javier Varga ha sido llamado a callarse por sus contrarios en el debate, la primera por parte de Juan Luis Aróstegui y la segunda por parte de Carreira, algo que ha provocado la airada reacción de los partidarios de Ciudadanos presentes entre el público.

El caso 'Loma Colmenar' genera los momentos más tensos de la sesión plenaria
Comentarios