jueves. 18.07.2024

Quienes de forma habitual pasen por las inmediaciones de la playa de la Ribera, por la calle Independencia, se habrán percatado de como en las últimas horas un grupo de operarios ha comenzado a retirar el jardín vertical que recubría las escaleras de acceso a la playa. Un jardín que, por primera vez desde su instalación en 2022, aparecía en las últimas jornadas con algunas flores de colores y que ya ha pasado a la historia.

Lo cierto es que el recubrimiento de las escaleras de la Ribera nunca ha llegado a verse como un verdadero jardín vertical, bien lo saben quienes de forma habitual a lo largo de los dos últimos años han acudido a esta playa. La vegetación ha brillado por su ausencia prácticamente en todo momento, quizás por no ser el entorno más oportuno, azotado por los temporales, afectado por el salitre del mar.

Sin embargo no ha sido este el motivo por el que desde el Gobierno se ha decidido retirar esta cobertura de las escaleras de acceso a la playa, sino la humedad y las filtraciones de agua que se venían produciendo. De ahí que desde este miércoles se haya trabajado para hacerlo desaparecer, una actuación cuyo coste será de 42.504'88 euros y que tiene un plazo de ejecución de un mes.

Y es que, más allá de la retirada de los elementos que conformaban el jardín vertical, las filtraciones y la presencia de agua van a obligar a restaurar la escalera de acceso así como todos los elementos de la misma que se han visto afectados por la humedad generada.

Menos de dos años después de su historia, el jardín vertical de las escaleras de la Ribera ha pasado a la historia y las mismas vuelven a aparecer desnudas, volviendo al aspecto que presentaban desde su instalación.

El jardín vertical de la Ribera ya es historia: la humedad y las filtraciones obligan a...