jueves. 08.12.2022
FRONTERA

Exigencia de visado y aduana comercial convencional: Vivas insiste ante Bolaños en la normalización fronteriza

La normalización del tránsito fronterizo, tanto en lo que se refiere a personas como en lo que lo hace a mercancías, ha sido una de las cuestiones clave abordadas en el encuentro del presidente de la Ciudad con el ministro de Presidencia. Así lo ha desvelado este martes el propio Juan Vivas, quien ha insistido en la exigencia de visado para acceder a la ciudad así como en que la futura aduana comercial debe responder a las características convencionales.

Frontera del Tarajal / Archivo
Frontera del Tarajal / Archivo

La normalización de la situación fronteriza lleva siendo, desde hace meses, uno de los puntos clave en los encuentros que el presidente de la Ciudad mantiene con los diferentes integrantes del Gobierno de la Nación, incluido el ministro de Presidencia, Felix Bolaños, que visitaba la ciudad la pasada semana.

Ese fue uno de los asuntos que se abordaban en el despacho de trabajo que Vivas y Bolaños mantenían en la mañana del pasado viernes, en la que, tal y como ha explicado el propio presidente de la Ciudad, se repasaban las medidas tomadas desde la crisis de mayo de 2021, un evento que debe servir, ha afirmado, para salir reforzados y aprender la lección y, para ello, deben cumplirse varios objetivos.

Exigencia de visado en todos los casos

El primero de ellos, ha explicado Vivas, pasa por resolver de manera definitiva la normalización de la frontera, tanto en el tránsito de personas como en el de mercancías. Así, en el primero de los casos ha explicado que “concebimos la normalización mediante la exigencia del visado para todas aquellas personas que quieran acceder a España (y, por tanto, a Ceuta)”. Se trata, ha explicado Vivas, de una demanda que está avalada por los hechos, especialmente si se compara la situación fronteriza de marzo de 2020, antes del cierre a causa de la pandemia, cuando no se exigía dicho vidado a los residentes en Tetuán, con la actual, en la que se exige de forma provisional. Entonces, ha recordado el presidente de la Ciudad, entraban en Ceuta 30.000 personas al día de media, una cifra que a día de hoy se ha reducido hasta las 3.000. De este modo, ha continuado, ha quedado demostrado el impacto positivo en la exigencia de visado. Un impacto positivo en la rebaja de la intensidad de los flujos, que permite mejorar las capacidades de los cuerpos de seguridad en el control, el impacto en la asistencia sanitaria, educativa, en el área de menores, en el funcionamiento del Puerto y, también, en la caída de la economía regular. Para esta última cuestión, Vivas también se apoya en los datos, en este momento, sin contar con las empleadas del hogar, hay un millar de personas más inscritas en la Seguridad Social que antes del cierre fronterizo.

En este sentido, el presidente de la Ciudad ha explicado que ha requerido al ministro lo mismo que ha hecho en ocasiones anteriores con otros miembros del Gobierno, que la actual situación de provisionalidad (la próxima prórroga finaliza el 15 de diciembre) sea algo permanente, si bien no hay fecha fijada para esto. Lo que sí ha asegurado Vivas es que el Ejecutivo central está trabajando en ello y para que sea una realidad es necesario revisar la excepción a Schengen, saber cuál es el procedimiento jurídico para su reforma que pasa por poner fin a la declaración particular de España por la que se establecía la excepción a Schengen con la que ahora se pretende acabar.

Una aduana comercial convencional 

La segunda gran cuestión relacionada con la normalización fronteriza es la que tiene que ver con la aduana comercial. Para Vivas la misma tiene que responder a las características convencionales de una aduana entre España y un país que tiene relaciones preferenciales con la Unión Europea pero no forma parte de la misma. Unas palabras claramente relacionadas con las informaciones que desde Marruecos señalan que se establecería una “aduana regional”, algo que el presidente de la Ciudad ha asegurado desconocer qué significa en el derecho comparado.

Así, Vivas ha explicado que una aduana comercial puede tener más o menos movimiento y que ello dependerá de sus capacidades en infraestructuras y logísticas. En las infraestructuras se está trabajando, ha recordado, y se ha establecido la fecha para su finalización en enero de 2023. Una vez listas, serán las conversaciones con Marruecos las que determinen la fecha de su apertura. Unas conversaciones que siguen produciéndose y en las que Vivas espera que el ministro de Asuntos Exteriores avance en los encuentros de esta semana con su homólogo marroquí.

El presidente de la Ciudad ha subrayado que esta aduana comercial es positiva por tres razones: porque puede ser una alternativa reglada y ordenada al extinto comercio atípico, porque puede favorecer, combinada con la medida del visado, el desarrollo del turismo y porque puede abaratar el coste de aprovisionamiento en Ceuta de determinados productos que lleguen desde Marruecos.

Vivas se ha mostrado, además, confiado en su apertura, entre otras cuestiones, ha insistido, porque quedaba recogida en la declaración conjunta de España y Marruecos del pasado mes de abril, una aduana que recogía esta medida que, por tanto, debe cumplirse

Exigencia de visado y aduana comercial convencional: Vivas insiste ante Bolaños en la...
Comentarios