miércoles. 29.03.2023
EN VÍDEO

El brutal incendio de septiembre, el incremento en los fuegos en garajes o la especialización, puntos clave en 2022 para el SEIS

El año que termina no ha sido fácil para el Servicio de Extinción de Incendios que ha tenido que hacer frente al peor incendio que se recuerda en la ciudad, el más extenso. Sobre este impresionante fuego de septiembre, las quemas de contenedores y vehículos, y el incremento en los fuegos en garajes, así como sobre los objetivos cumplidos este año y los previstos para 2023 hablamos con el Jefe de los Bomberos, Miguel Ángel Ríos, no se lo pierdan.

Miguel Ángel Ríos, jefe del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento
Miguel Ángel Ríos, jefe del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento

Pregunta: Parece que cada año supera anterior, el grave incendio de septiembre es el gran protagonista de este año, pasados unos meses ¿qué balance hace de lo sucedido?

Respuesta: Cada año nos vamos superando, hemos pasado de hacer una serie servicios habituales, de incidendios forestales de un calibre asequible, a una pandemia, a una serie de vicisitudes que han hecho que este servicio y esta ciudad hayan pasado por momentos complicados.

Como bien dices el incendio del 8 de septiembre fue un incendio tremendamente complicado, por ubicación, por velocidad del viento, por humedad, por la hora, por todo... un compendio de circunstancias que hicieron que fueran tremendamente complicado. Y, bueno, ¿balance sobre ese incendio? pues muy contento porque ten en cuenta estamos hablando de un incendio de 130 hectáreas, que prácticamente a las 7 de la mañana estaba muy controlado y se dio por extinguido a las tres de la tarde. 

Yo recuerdo mi primer incendio, en el año 82, que fueron en torno a 70 hectáreas, en aquel momento fue el más extenso, y estuvimos dos días y medio trabajando sin parar en el monte. ¿Por qué esta diferencia? Pues porque hemos mejorado en medios, hemos mejorado en personal, en formación... todas estas circunstancias hacen que estos grandes incendios, tan complicados, puedan extinguirse con relativa rapidez.

P: Se dio la tormenta perfecta, las condiciones climatológicas, la velocidad del viento, que fueron unos días muy secos en comparación con el resto del verano... ¿Cuál fue su primera impresión al llegar a García Aldave?

R: No me hizo falta llegar, desde mi casa, cuando salí, se veía una antorcha incandescente muy importante... 

Tú lo has dicho, fue la tormenta perfecta, o casi casi perfecta. Estamos hablando de vientos de mas de 40 kilómetros por hora, viento del oeste en un lugar donde reboca y produce unos efectos extraños, donde hay mucho camino por recorrer, unas condiciones de un 25 por ciento de humedad, que es poquísimo para Ceuta, y en una zona muy importante para esta ciudad... se dio todo lo que se tenía que dar para que sucediera lo que sucedió. 

Ya te digo, la primera impresión fue que nos iba a costar mucho atajarlo. Así fue a lo largo de toda la intervención en la parte que me toca, que es la dirección operativa. Fue un incendio que empezó de forma muy virulenta, que fue muy complicado de atajar al principio porque era un frente muy amplio pero el viento bajo y lo conseguimos estabilizar. Sin embargo, sobre las tres y media o cuatro, el viento volvió a soplar con fuerza. Eso nos obligó a volver a replantear toda la estrategia  y tuvimos que volver casi al principio para atajar lo que se venía hasta la zona del acuartelamiento de García Aldave. Luego seguimos en esta intervención con esta estrategia y lo que quedaba por abajo se había quemado, lo que encontramos por arriba lo conseguimos atajar, y lo que quedaba por el flanco también los extinguimos. Fue una labor muy dura.

P: ¿Saben ya la causa de este incendio? Mucho se habló en aquellos días sobre su posible origen, no sé si ya tienen algo más concreto.

R: Nosotros no tenemos gabinete de estudio de incendios, no nos ha llegado ninguna información y lo que sabemos es lo que se ha publicado en los medios y lo que comenta la gente por la calle. Es verdad que entonces se comentó que se había visto a alguien arrojando una rueda, pero nosotros no tenemos ni la formación, ni la información de como se inició.

P: Fuera de este gran incendio, sigue habiendo un problema persistente en la ciudad que es el que tiene que ver con los incendios en contenedores y en vehículos ¿cómo ha ido este año en lo que se refiere a este tipo de sucesos?

R: Llevamos una tónica general muy parecida a años pasados, 2020 y 2021, pero en el ultimo mes y medio se ha producido descenso importante en el número de incidentes por varias cuestiones, primero por el factor climático, ya que con las intensas lluvias difícilmente puede salir ardiendo un contenedor, y, segundo, porque las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado están interviniendo de forma muy dura sobre este tipo de situaciones situaciones. 

Respecto al número de contenedores quemados, en 2020 tuvimos 176, en 2021, 308 y este año, a día de hoy, llevamos 255, con lo cual hay un descenso respecto al año pasado. En lo que se refiere al número de vehículos, en 2020 fueron 141, en 2021, 147 y este año llevamos 114. En incendios de garajes, se ha producido un salto cuantitativo, pasando de 3 en 2020 y 2021 a 11 a lo largo de este año, algo muy preocupante.

En lo que se refiere a los incendios de viviendas, estamos en los niveles normales, fueron 16 en 2020, 13 en 2021 y 16 este año. Y lo que ha subido de forma importante durante este año ha sido lo que tiene que ver con el rescate de personas. Esto se debe a que nos estamos haciendo cargo de un servicio que entendemos que no entra dentro de nuestras atribuciones, como es el traslado de personas dentro de la propia vivienda, como cuando caen al suelo, cuando hay que cambiarles de la cama al sofá o cosas de ese tipo. Entendemos que la Ciudad está en ello, que trabaja en la licitación para contratar un servicio que se haga cargo de este tipo de actuaciones pero, por ahora, lo estamos asumiendo nosotros.

De vuelta a los incendios de contenedores, el promedio mensual estaba por encima de 20 y hemos pasado en noviembre a 15 y en diciembre a 5. Respecto a los vehículos, la media mensual ha sido de 14 o 15, pero en noviembre han sido 6 y en diciembre llevamos 2, con lo cual vemos ahí una tónica general, en casi todo, de descenso.

Una de las cuestiones más preocupantes para el servicio son los incendios en garajes, porque son dos intervenciones en una. Los garajes normalmente vienen aparejados con viviendas y las viviendas tienen acceso a los garajes. Muchos vecinos creen que esa puerta es para que no te roben el vehículo pero no es para eso, es para que ejerza de cortafuegos, para que pare el acceso del humo hacia el hueco de escalera, porque lo verdaderamente peligroso son los gases que transporta el humo, lo que mata en un incendio son esos gases, por las llamas mueren muy pocas personas. Así, como explicaba antes, cuando nosotros intervenimos en este tipo de incendios son dos intervenciones. Una pasa por el visionado de escalara, la revisión de viviendas, etc y luego la extinción del fuego del vehículo. 

Por todo ello queremos hacer un llamamiento a los inquilinos, a que por favor cierren la puerta de acceso del garaje a la vivienda porque, no solo nos facilita el trabajo, sino que contribuye a la seguridad de los integrantes del edificio. Porque, insisto, los gases que transporta el humo es lo que debemos mantener alejado y la forma de hacerlo es cerrando esas puertas.

P: Hasta ahora hemos hablado de sucesos, de situaciones preocupantes, pero este año también ha dejado para el SEIS momentos de éxito, como los logros conseguidos por el Equipo de Rescate Vertical, que ha logrado hacer muy buen papel en campeonatos internacionales como en Sevilla o en Lisboa ¿qué balance hace de esto?

R: Yo lo que veo, desde el punto de vista del servicio, es que hemos conseguido una especialización muy importante que vamos a trasladar al resto de los compañeros. Esto se consigue con la práctica y el ejercicio continuo, este grupo se entrena muy duro casi todos los días para alcanzar esa especialización. Me conformo con el traslado al resto del servicio de las bases para que no ocurra nada cuando se interviene en este tipo de incendios y se realice el rescate con garantías.

Has hablado de Sevilla, donde el objetivo era acabar todos los ejercicios y se consiguió, igual en Lisboa, que solo no se terminó uno porque la organización lo cortó durante su realización por la falta de luz, y a mi el que más me ha gustado ha sido el de Toledo. Allí hemos hecho cosas importantes, hemos destacado en la resolución de ejercicios y hemos sido capaces de resolver todos, cuando había ejercicios muy complicados.

No es un único objetivo el que nos hemos marcado. Me gustaría que, igual que tenemos este grupo ya consolidado (que en un año mas ya va a ir andando prácticamente solo, que cuenta con medios materiales, de los que se les está surtiendo y sobre el que tenemos que arreglar algunas cosas de desplazamiento) pudiéramos tener un segundo grupo, en este caso, de rescate en accidentes de tráfico. Tenemos dos asociaciones nacionales que compiten, hemos conseguido el modelo que ellos han puesto en marcha y va a acudir una persona del servicio para que vea como es, conocer las normas, la forma de hacer las cosas... El objetivo es acudir a lo largo del 2023 a dos o tres actuaciones, ver cómo van y poder poner en marcha el equipo para 2024, con eso me daría por satisfecho. 

P: Ha hablado de esta especialización que supone el grupo de rescate vertical y la misma viene dada también por la formación ¿qué planes tiene para este año?

R: De cara a este año se propone modelo nuevo de formación, basado esencialmente en lo que tenemos. Tenemos un personal muy especializado en el tema sanitario, en rescate vertical, en accidentes de tráfico, en mercancías peligrosas, en arquitectura, tenemos una gama de posibilidades dentro del servicio y lo que hay que hacer es implicarlos para establecer un programa en el que dentro de cada turno se imparta todo.

Después está la programación de la ciudad, mediante la que incluiremos dos cursos. Tenemos que meditar cuál incluimos. Lo que tenemos claro es que, evidentemente, el día que dejemos de formarnos algo estaremos haciendo mal.

P: Una de las reivindicaciones históricas es la que tiene que ver con el personal ¿qué avances ha habido y cuáles se esperan en esta materia?

R: Este año se ha producido un aumento de 8 bomberos, que supone un 10 por ciento de la plantilla. Así ya somos 90 bomberos. De cara al año que viene hay 6 vacantes previstas y la intención de ampliar en 4 más. Así, entre 2023 y 2024 nos plantaríamos ya en 100 bomberos y creo que es la cifra correcta para no tener que hacer ningún tipo de servicio extraordinario.

P: Ya para finalizar, le voy a pedir que nos diga que espera para el año que entra, especialmente después de unos años tan complicados.

R: No voy a pedir nada relacionado con todo lo que hemos vivido. Lo que sí pido es que finalicen satisfactoriamente las iniciativas y proyectos que tenemos por delante, por ejemplo los que tienen que ver con la licitación de vehículos. En este sentido pido que el proyecto de licitación de flota pueda seguir adelante poco a poco, que podamos ir renovando nuestros vehículos

El brutal incendio de septiembre, el incremento en los fuegos en garajes o la...
Comentarios