miércoles. 17.07.2024
CORONAVIRUS

Papel higiénico, bebidas alcohólicas o harina: los indispensables en la lista de la compra de la cuarentena

Ahora que el fantasma de desabastecimiento parece haberse alejado de forma definitiva ha llegado el momento de hacer un repaso a aquellos productos que se han convertido en las “estrellas” de la pandemia: desde el papel higiénico a la harina, pasando por las bebidas alcohólicas o el chocolate. De la necesidad al capricho para hacer más llevadera una estancia en casa que se seguirá alargando en las próximas semanas.
Interior de un supermercado / Archivo

Una de las imágenes que más llamaba la atención en los días previos a la declaración del estado de Alarma, cuando la pandemia ya afectaba de lleno a nuestro país y cobraba fuerza la intención del Gobierno de establecer restricciones, fue la de cientos de españoles comprando papel higiénico en cantidades desproporcionadas. Unas compras de papel higiénico que si bien eran muy llamativas, no hay más que mirar el volumen de un paquete, no eran únicas. Junto al papel higiénico, en aquellos primeros días se produjo un incremento en la compra de otros productos de primera necesidad como las pastas, cuyo consumo crecía, según los datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, un 144 por ciento respecto a la misma semana del año anterior, las legumbres, con un crecimiento del 122 por ciento, el arroz, que crecía el 159 por ciento, o las harinas, verdaderas estrellas de esta pandemia, que crecían un 147 por ciento durante la primera semana tras el decreto del estado de alarma.

 

Un consumo que se estabilizaba durante la segunda semana de la pandemia en algunos de estos productos pero que seguía creciendo forma importante en el caso de otros, como las harinas, cuyo porcentaje se incrementaba un 196 por ciento. Pese a no ser tan espectácular, esta semana dejaba también un importante incremento en la compra de legumbres, del 68 por ciento, o de pasta, del 45 por ciento. En esta segunda semana, además, los españoles comenzábamos a optar por pasar el confinamiento de la mejor manera posible, trasladando algunos de los hábitos que de forma habitual desarrollamos en la calle, al seno de nuestros hogares. Eso explica, por ejemplo, el incremento en un 58 por ciento respecto a la misma semana del año anterior de la compra de bebidas alcohólicas, y el hecho de que en algunas grandes superficies la cerveza y algunos vinos, sobretodo los más asequibles para el bolsillo, escasearan. Si no se puede ir al bar, el bar va a casa.

 

Durante la tercera, la harina seguía siendo la estrella, con un 170 por ciento de incremento en su consumo respecto a la misma semana de 2019, descendiendo ligeramente desde la semana anterior. Unas harinas que son vitales para la repostería, por ejemplo, una de las actividades con las que se han volcado muchos en estos tiempos de confinamiento en los que matar el tiempo en la cocina se ha convertido, además, en un antídoto contra el aburrimiento. El papel de las bebidas alcohólicas, en este caso, lo ocupaban los snacks y frutos secos (patatas fritas y aceitunas entre otros), así como el chocolate, los primeros se incrementaban en un 62 por ciento y el segundo, uno de esos placeres culpables que quedan en estos tiempos de pandemia, se incrementaba en el 60 por ciento.

 

Finalmente y durante la cuarta semana las bebidas alcohólicas han vuelto a incrementar su porcentaje de venta, un 70 por ciento, siendo este el dato más destacado en el consumo de los últimos días.

 

Estos datos son fiel reflejo del comportamiento de los españoles durante el primer mes de confinamiento. Un comportamiento que ha variados de las actitudes de aprovisionamiento de los primeros días a las compras basadas en la satisfacción o el tiempo de ocio de las últimas, una vez que ha quedado demostrado que el abastecimiento ha quedado garantizado.

Papel higiénico, bebidas alcohólicas o harina: los indispensables en la lista de la...