martes. 04.10.2022
CORONAVIRUS

Que no le engañen, para esto sirven realmente las mascarillas

Desde que comenzó la pandemia y se ha ido aprendiendo más y más del comportamiento del coronavitus, los criterio sobre el uso de las mascarillas ha variado. Este desconcierto incial ha sido aprovechado por mucho para confundir y lanzar bulos sobre la utilidad o falta de esta del uso de las mascarillas. A fecha actual, final de septiembre de 2020, esta es información oficial que hay al respecto.

La Organización Mundial de la Salud, considera que el uso de mascarillas debe formar parte de una estrategia integral que incluya medidas destinadas a eliminar la transmisión y salvar vidas; la utilización de una mascarilla no basta para proporcionar un nivel adecuado de protección contra la COVID-19. También es necesario mantener una distancia física mínima de un metro con otras personas, lavarse las manos frecuentemente y evitar tocarse la cara y la mascarilla.

 

Aunque muchas personas utilizan mascarillas higiénicas de tela en zonas públicas, existen escasas pruebas de su eficacia, y la OMS no recomienda su uso generalizado por la población como medida de control de la COVID-19. Sin embargo, la OMS recomienda a los gobiernos que fomenten la utilización de mascarillas higiénicas de tela por la población general en áreas donde la transmisión sea generalizada, en áreas donde haya una capacidad limitada para aplicar medidas de control y, especialmente, en entornos donde no sea posible mantener una distancia física de al menos un metro, como en medios de transporte público, tiendas u otros lugares cerrados o concurridos.

 

Es importante señalar que las mascarillas solo deben utilizarse como parte de una estrategia integral. Las mascarillas por sí solas no lo protegerán contra la COVID-19. También hay que lavarse las manos con frecuencia y mantener una distancia de al menos 1 metro con los demás.

 

El uso de mascarillas, podría crear una falsa sensación de seguridad en los usuarios y provocar así una menor aplicación de medidas preventivas de eficacia demostrada, como el distanciamiento físico y la higiene de manos.

La finalidad del uso de la mascarilla es impedir que el usuario transmita la infección a otras personas (control de los focos de infección) o proteger al usuario contra la infección (prevención).  El riesgo de transmisión de la COVID-19 varía en función de la situación, el espacio que se ocupa, la cantidad de personas cercanas, el tiempo que se permance en dicho lugar, y por supuesto, si se usa o no la mascarilla.

 

De esa forma, el riesgo de contagio en un espacio abierto, con mascarilla y con poca gente el muy bajo, mientras que, por el contrario, sin mascarilla, en un lugar cerrado y concurrido, es muy alto.

Que no le engañen, para esto sirven realmente las mascarillas
Comentarios