lunes. 20.05.2024
EJÉRCITO

La tragedia de Polonia, último caso de una larga lista de fallecidos en misión internacional

La muerte del cabo de Regulares en unas maniobras con fuego real en Polonia suponen una más en la lista de fallecimientos de militares ceutíes o destinados en nuestra ciudad desde que nuestro país comenzase a enviar tropas al extranjero en el marco de misiones internacionales.
Fachada de la Comandancia General /Archivo
Fachada de la Comandancia General /Archivo

La muerte en Polonia, durante unas maniobras con fuego real, de un cabo de Regulares no es, por desgracia, la única de un militar español en misión internacional. Ni siquiera de un uniformado adscrito a la Comandancia General de nuestra ciudad que, bien por accidente o bien por fuego enemigo, ha lamentado en muchas ocasiones la muerte de algunos de sus miembros.

En el caso de Ceuta, queda en la memoria el caso del teniente legionario Arturo Muñoz Castellanos. Muy activo deportiva y socialmente -formaba parte de una de las secciones del extinto Imperio de Ceuta-, murió en Bosnia al recibir el impacto de una granada de mortero en el rostro cuando repartía sangre en un convoy humanitario en Mostar. Muñoz Castellanos, que da nombre a la calle que separa el Ceuta Center del Auditorio del Revellín, fue el primer español muerto en el conflicto de la antigua Yugoslavia. Ocurrió el 14 de mayo de 1993.

Años después, dos tragedias aéreas teñirían de luto al Ejército español. Y en ambas con víctimas pertenecientes a la Comandancia General de Ceuta, o vinculadas a Ceuta. El comandante de la Guardia Civil Javier García Jimeno y el brigada del Ejército de Tierra Francisco Cobas Ligero formaban parte de la tripulación del Yakolev-42 que se estrelló en Trebisonda (Turquía) el 26 de mayo de 2003.

Otro accidente tuvo lugar en 2005. Fue en Afganistán, y entre los fallecidos el sargento Alfredo Francisco Joga. Un helicóptero de las Fuerzas Armadas acababa con la vida de 16 personas. Joga estaba casado con la ceutí Susana Pérez Torres, también militar de profesión, con la misma graduación y que estaba, como el, destinada en el país afgano en el momento de los hechos. La entereza de la militar ceutí al despedir a su marido junto al entonces Rey, Juan Carlos I, y su imagen llorando sobre el ataud del finado quedaron en la memoria colectiva como icono de aquellas trágicas horas de agosto de 2005. Pérez Torres recibió la Medalla de la Autonomía en 2006.

En total, son 180 las muertes de los militares españoles fuera de nuestras fronteras desde que hace 39 años se produjera la primera de ellas. Fue el 21 de septiembre de 1985 cuando el cabo 2º de la Armada José Manuel Castro Rodríguez moría como consecuencia de un atentado en Sáhara Occidental.

La tragedia de Polonia, último caso de una larga lista de fallecidos en misión...