sábado. 13.07.2024

Brexit

Michael Caine
Michael Caine

Si mencionamos títulos de películas tan dispares como The Italian Job (1969), El último valle (1970), Evasión o victoria (1981), El hombre que pudo reinar (19785), Vestida para matar (1980), La calle de la Media Luna (1986), Curtain Call (1998), El americano impasible (2022), Batman Begins (2005), The Prestige (2006), Origen (2010), Kingsman (2015) La Juventud (2015) o Tenet (2020), puede resultarnos desconcertante en primera instancia; sin embargo, si miramos el reparto de todas, veremos que tienen un lugar común, que es la presencia del gran Michael Caine, sir Michael Caine, que hace poco anunció su retirada de la escena por motivos más que comprensibles relacionados con cuidar su longevidad.

Porque el icónico actor británico nacido como Maurice Joseph Micklewhite Jr. en Londres, Inglaterra, el 14 de marzo de 1933, tiene ya 90 años y lleva toda una larga vida profesional dignificando su oficio y haciendo grande al cine. Todo tiene su momento y a Caine le ha llegado el de descansar, que bien se lo ha ganado tras dejar un legado de más de 150 películas e interpretaciones inolvidables caracterizadas por la sobriedad y veracidad de su trabajo.

La gran escapada (2023) ha sido el punto y final a su trayectoria profesional, junto a Glenda Jackson, que murió en junio poco después de completar su papel en la película, basada en la historia real de un veterano de la Segunda Guerra Mundial que escapa de una residencia para asistir a las celebraciones del aniversario del Día D en Francia. Un estupendo papel protagonista para culminar una gran carrera de fondo.

El propio Caine dijo a la BBC durante la promoción de la cinta que “Los únicos papeles que puedo conseguir ahora son hombres de 90 años. O tal vez 85”, haciendo gala de su humor británico, "Así que pensé: mejor me voy con todo esto".

Pero la lista antes mencionada de películas no tiene mayor criterio que enumerar un buen puñado de las muchísimas que tiene y que pueden ser recordadas por el lector con facilidad, y cuyo mayor éxito en forma de premios le vino con dos Oscar a Mejor actor de reparto por Hannah y sus hermanas (Woody Allen, 1987) y Las normas de la casa de la sidra (Lasse Hallstrom, 1999). En total ha sido nominado para alzarse con la estatuilla en otras cuatro ocasiones.

También cabe mencionar que ha ganado tres Globos de Oro, por Educando a Rita (1983), la miniserie Jack el Destripador (1988) y Little Voice (1998). Además de alzarse en 1996 con la Concha de Plata al Mejor actor por Sangre y Vino (1996); y también el Premio Donostia en el 2000. Caine fue nombrado caballero por la Corte Real Británica en ese mismo año. Ha sido su controvertido apoyo a la salida del Reino Unido de Europa, votando y decantándose públicamente por el Brexit, una de las noticias en torno a su figura que mayor calado han tenido en los últimos tiempos, injusticias de la vida, tratándose de un actor mayúsculo.

Pero ahora su “brexit” es con aquello que mejor supo hacer durante más de 50 años, aunque el anuncio del fin de su trayectoria interpretativa no quiere decir que vaya a dejar de trabajar, puesto que tiene recién publicada la novela Deadly Game, en la que narra la las aventuras de un detective que no respeta la burocracia. Que su avanzada edad no pueda (o más bien no quiera) permitirse los esfuerzos de un rodaje no quiere decir que vayan a frenar a su mente inquieta. Bien por él y que tenga su merecido descanso. Lo echaremos de menos.

JUAN CARRASCO DE LAS HERAS → [email protected]

Brexit