lunes. 03.10.2022

El niño que hay en ti

Voy a pasármelo bien Dirección: David Serrano. Año: 2022. País: España. Duración: 108 min. Género: Comedia. Musical. Romance. Intérpretes: Raúl Arévalo, Karla Souza, Izan Fernández, Renata Hermida Richards, Dani Rovira, Raúl Jiménez, Jorge Usón, Rodrigo Gibaja, Rodrigo Diaz, Michel Herráiz, Roberto Álamo, Miguel Rellán, Yaël Belicha, Teresa Hurtado de Ory, David Lorente, Isabel Aerenlund, Secun De La Rosa. Guion: David Serrano, Luz Cipriota. Música: Zeltia Montes, Hombres G. Fotografía: Kiko de la Rica. Productora: El Estudio, Les Parapluies Rochefort, Paraíso Torres, RTVE. Estreno en España: 12 de agosto de 2022.

Claro es el sello de las producciones de la televisión pública en esta película, de humor blandito y para todos los públicos, y osado formato, todo hay que decirlo. Porque Voy a pasármelo bien es un musical más cercano a las obras del género que propone la Gran Vía de Madrid en sus teatros que para una película, en un país en el que está más que comprobado que eso de que la gente se ponga a cantar y bailar en mitad del metraje (sobre soto si es en tu propio idioma), no suele calar en general en el gran público. Pero no se trata de un musical convencional tampoco.

A caballo entre las décadas de los 80 y de los 90 del siglo pasado el grupo Hombres G arrasó con su popularidad, y su música sirve de hilo conductor de una historia de adolescentes y amor que transcurre precisamente en esa época y que ahora anda enfocada para ser vista sobre todo por cuarentones muy nostálgicos que la vivieron. Pero también es más que apta para otras generaciones, puesto que aunque se trate de un producto deliberadamente anacrónico, habla de temas universales y atemporales como la amistad, los conflictos de juventud y el amor adolescente, algunas de las piedras con las que se tropieza una y otra vez, sea cual sea la época que se esté viviendo.

La fórmula pues de esta cinta posee ingredientes que no siempre gustan al consumidor, pero está bien pensada, hecha con cariño, y se digiere mejor que otras con una sonrisa en la boca. No es una adaptación de Shakespeare o de un musical de Broadway, pero Hombres G fueron muy grandes, sembraron mucho, y la historia está más que sobrada para convertirse en un éxito de ocioso verano, con canciones, bailes y todo, que a fin de cuentas nos suenan y ayudan a recordar, además de estar más o menos bien hilvanadas en el argumento.

Estética claramente pop, reparto (tanto de niños como de adultos) bien escogido que sabe pillarle el tono a sus personajes, chistes efectivos basados en diálogos tan simples como inocentes, buen gusto y contagioso vitalismo, son los elementos clave para “que la cosa funcione”, que diría Woody Allen…

Las coreografías, buenas, las puestas en escena de las mismas, correctas, las ganas de agradar, todas, y el ritmo, irregular sin llegar a desenganchar nunca, son el resultado de la propuesta de David Serrano, director de Días de fútbol o Tenemos que hablar, nacido en 1975 y por tanto bastante autorizado para reflejar aquella época en la que Hombres G miraron al mundo desde la cumbre más alta.

Sin complejos, sin rubor, con actitud positiva e impregnada de la candidez que una vez tuvimos y ya nunca volverá, estamos ante un ejemplo de cine que puede sorprender si le das una oportunidad, como casi todo en la vida.

 

PUNTUACIÓN: 7

 

    JUAN CARRASCO DE LAS HERAS [email protected]

El niño que hay en ti
Comentarios