viernes. 27.01.2023
BENEDICTO XVI

Para la historia: un Papa oficiando el funeral de otro

Los funerales por Joseph Ratzinger, Benedicto XVI, se han celebrado en la mañana de este 5 de enero en una abarrotada Plaza de San Pedro. Unas exequias en las que se ha podido ver un momento sin precedentes hasta el momento, y que probablemente tarde años en repetirse: la de un Papa en ejercicio oficiando el funeral de su antecesor.

Francisco rezando delante de la tumba de Benedicto XVI
Francisco rezando delante de la tumba de Benedicto XVI

Cuando en abril de 2005 el cardenal chileno Jorge Arturo Medina Estévez anunciaba a los católicos de todo el mundo la elección de Joseph Ratzinger como nuevo Papa tras el fallecimiento del carismático Juan Pablo II, se daba por hecho que su papado concluiría con su propio funeral. Así ha sido desde tiempo inmemorial, y probablemente así vuelva a ocurrir. Pero nadie, ni siquiera el propio Ratzinger del que dicen era muy consciente de sus limitaciones físicas, podría imaginar que a su muerte se produciría una imagen para la historia: la de un Papa en ejercicio oficiando el funeral de otro.

Momento del funeral
Momento del funeral / Vatican News

Así ha sido: un emocionado Jorge Mario Bergoglio, con la voz quebrada en varias ocasiones ha dirigido la misa funeral por el hombre al que, cuentan, estuvo a punto de vencer ya en aquel cónclave de hace casi 18 años y del que tomó el relevo tras la sorprendente renuncia de este. Ha sido en la Plaza de San Pedro, tan inmensa como abarrotada por miles de personas que rompieron en aplausos y corearon el nombre de Benedicto en varias ocasiones. Entre los asistentes, representantes de varios países -la Reina Emérita, Doña Sofía, por España- y presidente de la República italiana, Sergio Matarella junto a su primera ministra, Giorgia Meloni.

Sergio Mattarella, presidente de Italia, en primer término
Sergio Mattarella, presidente de Italia, en primer término /Vatican News

De su antecesor, Francisco ha destacado su capacidad de sufrimiento y de ver en Jesús una esperanza para luchar contra las dificultades. Bergoglio se ha mostrado serio, pensativo, por momentos incluso ausente durante el funeral por el "otro papa". Y al final, la imagen para la historia. Un Papa despidiéndose, durante unos segundos, de su antecesor en el cargo. Una fotografía que va camino de convertirse en otro icono más de estos años frenéticos en los que todo parece cambiar a la velocidad del rayo.

Vista general de la Basílica de San Pedro
Vista general de la Basílica de San Pedro /Vatican News

Para la historia: un Papa oficiando el funeral de otro
Comentarios