lunes. 26.02.2024

Los españoles ya son expertos en pasar por las urnas en repetidas ocasiones en los los 12 meses que compone el año, La primera ocasión fue en el tránsito del 2015 al 2016, El más agotador para el ciudadano fue el ejercicio del 2019 que, pese a que el PSOE se revalidó en el poder, la participación cayó. Cuatro años más tarde, con unas elecciones generales adelantadas, en pleno verano, mes vacacional y, con el agravante en Ceuta, de posicionarse como la semana previa a las Fiestas Patronales, la participación ha caído y ese principal temor que a la ciudadanía de a pie ya le agota parece volver a coger forma. Con a menos de cuatro puntos porcentuales del escrutinio definitivo, ninguno de los bloques- derecha o izquierda-, consigue hacerse con la mayoría absoluta. El recuento de votos con apenas unos mil entre los dos partidos mayoritarios, PP y PSOE, y las formaciones péndulo, Vox y Sumar, consiguen teñir de un solo color a la cámara baja.

En Ceuta, al igual que en el resto del territorio, el color rojo ha comenzado a impregnar la noche electoral de este final de julio, para que los populares comenzaran a comer terreno hasta sobrepasarlos y adelantarlos, pero no lo suficiente para hacerse con el poder absoluto del Congreso. En el Senado, el camino ha sido muy similar.

El PSOE de Pedro Sánchez resise. El Partido Popular, de Alberto Núñez Feijóo, claro vencedor en votos y escaños, no suma la mayoría absoluta con Vox, se quedan en 169. El PSOE y Sumar alcanzan 153. La participación ha subido cuatro puntos respecto a las últimas generales, impulsada por el voto por correo con récord histórico.

Resultados de las Elecciones Generales
Resultados de las Elecciones Generales

Sánchez ha celebrado el "fracaso" del bloque de derechas en su primera intervención. Pero, quizá, su estratega de adelantar las elecciones casi medio año no ha tenido todos los frutos que esperaba en aquella jornada de resaca electoral de mayo.

El PP ha anunciado que Feijóo pondrá sobre la mesa su intención de formar gobierno aunque, si no cambian las reglas matemáticas, lo va a tener de complicado a prácticamente imposible.

Con prácticamente todos los votos escrutados ninguna formación se da por vencida pero, evidentemente, no pueden anunciar una victoria rotunda. Cada cual barre para su casa, aunque mañana, en plena jornada de resacón quedará el análisis y, probablemente, una preparación, para nueva desdicha de los españoles, para otra campaña a final de año.

¿Repetición electoral? El PP gana, el PSOE resiste, pero las sumas no dan la mayoría