lunes. 03.10.2022
MEDIO AMBIENTE

Aumenta el riesgo de vertido en el Estrecho con la ruptura casco del buque siniestrado en Gibraltar

El Gobierno de Gibraltar ha informado de que el casco del granelero OS 35 se ha roto este miércoles por la tarde mientras permanecía semihundido junto al Peñón. Han señalado que las dos secciones del buque aún no se han separado del todo y han reconocido que hay un claro riesgo de que esto ocurriera. "Por esta razón se estaba intentando urgentemente sacar el combustible del buque, pero esto aún no ha sido posible"

Granelero hundido
Granelero hundido

"Las dos secciones del buque aún no se han separado del todo", ha informado esta tarde el Gobierno gibraltareño en una nota de prensa antes de precisar que "había un claro riesgo de que ocurriera". El ejecutivo del Peñón Gibraltar ha informado de que se ha roto el casco del buque granelero "OS 35", varado en la cara Este del Peñón desde su colisión, el martes, con otro buque.

Respecto a la extracción del combustible, se calcula que la operación supondrá unas 50 horas de bombeo, dado que las bombas a bordo del OS 35 tienen una capacidad para extraer aproximadamente 15 toneladas por hora.

Para evitar que los vertidos puedan llegar a la costa, el buque ya está rodeado por una barrera oceánica que debería contener cualquier derrame de petróleo que pueda producirse, aunque por el momento no parece que se haya producido ningún vertido y se está vigilando constantemente.

La Autoridad Portuaria de Gibraltar está trabajando con los propietarios, los rescatadores y los aseguradores de P&I Club, tras haber evacuado a toda la tripulación, un total de 24 personas. Todas las operaciones en el Puerto de Gibraltar están actualmente suspendidas para concentrar todos los recursos en esta emergencia.

Fase de preemergencia

Mientras tanto, la Junta de Andalucía ha declarado la fase de preemergencia aunque hasta esta tarde no se ha registrado ningún vertido que haya tocado la costa andaluza. Además, han declarado la fase de Preemergencia a las 16:10 horas de la tarde debido al riesgo de contaminación del Litoral de Andalucía (Pecla).

La preemergencia se pone en operación ante el posible riesgo de que el litoral se vea afectado por un vertido contaminante. En esta fase se aplican medidas especiales de refuerzo en los sistemas de observación, control y predicción, así como medidas de gestión de la información.

Aumenta el riesgo de vertido en el Estrecho con la ruptura casco del buque siniestrado...
Comentarios