martes. 26.09.2023

La tierra tembló en Turquía a principios de año como no lo había hecho en décadas. Miles de muertos en uno de los terremotos más devastadores de los últimos años, con ramificaciones importantes también en esa herida en el corazón del mundo que desde hace unos años es Siria, arrasada ya por una cruenta guerra civil que se extiende por encima de la década en el tiempo.

Allá que fueron médicos españoles, en los primeros días tras el problema, a trabajar y salvar cuantas más vidas se pudieran mejor. No sólo sacar gente de entrei los escombros o atender a los supervivientes, que también, sino a evitar infecciones, crisis de ansiedad y otras adversidades que suelen aparecer tras fenómenos como el sufrido al otro extremo del Mediterráneo.

Se trata del denominado Equipo START: un grupo de médicos dispuestos para desplegarse en cualquier lugar del mundo que haya sufrido una catástrofe natural como esa en cuestión de horas. Entre ellos, un galeno ceutí. Julián Domínguez, jefe del Servicio de Medicina Preventivo del Hospital Universitario de Ceuta.

Hoy, han recibido una medalla por ello de manos del ministro de Exteriores, José Manuel Albares. Ha sido en la sede del Ministerio, en un acto que le será familiar a Domínguez, puesto que hace algunos años recibió una medalla similar por una actuación parecida, en este caso en Mozambique. Aunque siempre para un médico, la mejor medalla es la de salvar una vida.

Albares condecora a Julián Domínguez y el resto del equipo START por su actuación en...