lunes. 26.09.2022

Peligro de Extinción

Top Gun: Maverick

Dirección: Joseph Kosinski. Año: 2022. País: USA. Duración: 131 min. Género: Acción. Drama. Ejército. Aviones. Secuela. Intérpretes: Tom Cruise, Miles Teller, Jennifer Connelly, Jon Hamm, Glen Powell, Ed Harris, Val Kilmer, Lewis Pullman, Charles Parnell, Bashir Salahuddin, Monica Barbaro, Jay Ellis, Danny Ramirez, Jean Louisa Kelly, Manny Jacinto, Jake Picking, Penelope Kapudija, Peter Mark Kendall, Chelsea Harris, Kara Wang, Raymond Lee, Lyliana Wray, Roberta Sparta, Jason Woods, Dana Byrne, Nancy DeMars, Mark Anthony Cox, James Quach, Tristan Henry Guion: Ehren Kruger, Eric Singer, Christopher McQuarrie. Personaje: Jim Cash, Jack Epps Jr.. Historia: Peter Craig, Justin Marks. Música: Harold Faltermeyer, Hans Zimmer, Lorne Balfe. Fotografía: Claudio Miranda. Productora: Paramount Pictures, Jerry Bruckheimer Films, Skydance Productions. Distribuidora: Paramount Pictures. Estreno en España: 27 de mayo 2022.

El encanto que Top Gun posee hoy en día como película de culto es esa atmósfera festiva y ridículamente fanfarrona tan del gusto del grueso del público estadounidense, que deja evidencia de que eran otros tiempos y de que, en cierto aspecto, aún no se habían caído del guindo, aún se pensaban, no el centro del Universo, sino el Universo mismo. Si el espectador vuelve a verla, y se hace cargo de que eran otros tiempos y de que ya no vive poseído (o poseída, que Maverick tenía más adeptas que adeptos) por las hormonas de la edad de aquellos que encumbraron la cinta, esa testosterona que salía por las orejas de los protagonistas pueden dibujar una sonrisa e incluso transmitir cierta ternura. Sería. Lógicamente, un tremendo error no aportar ese mismo condimento en una entrega actualizada que pretende remover nostalgias, pero a la vez, en pleno siglo XXI, no se concibe semejante ejercicio de simpleza y agrandamiento de herramienta de trabajo que este Top Gun: Maverick, que rechina deliberadamente para bien y para mal en la inteligencia de un respetable más maduro, pero que a la vez se siente liberadoramente transportado a otras épocas más locas, desenfadadas y de despreocupación. En resumidas cuentas: estamos ante una película bastante divertida que no tendría mayor impacto si no fuera por su ilustre precedente ochentero.

La historia vuelve a colocar en plena acción al protagonista de la saga (un Tom Cruise que aún parece medianamente joven, fruto de la profesionalidad, el entrenamiento espartano y toda la cirugía estética que el dinero puede comprar), que se ha resistido a los ascensos para no dejar de pilotar aviones, que vuelve al “lugar de los hechos” para adiestrar a una nueva camada, y que se encontrará con algunos fantasmas del pasado en forma de hijo y legado traumático. Comprobarán que la cosa no resulta muy original que digamos…

Sin embargo, hay que añadir que la cinta está cuidada en lo técnico y, sobre todo, en lo estético, tiene una banda sonora que no trascenderá como la originaria, pero está más que a la altura de las circunstancias, y, más que hueco para la nostalgia, gira entorno a la misma. Especialmente acertado se antoja el homenaje a un Val Kilmer gravemente enfermo de cáncer desde hace bastante tiempo, en forma de breve aparición sin la que la película no sería lo mismo.

El maquillaje de madurez que la edad aporta a esta visión no oculta que se trata de un alegato a la palabra blockbuster, que a pesar de seguir vigente, debido a la evolución que ha sufrido la forma de consumir cine y que ahora casi monopoliza el término el mundo superheroico, empieza a encontrarse tan en peligro de extinción como los pilotos de unos cazas que en breve serán más efectivos (en muchos casos ya lo son), sin tripulación humana.

 

PUNTUACIÓN: 5

 

JUAN CARRASCO DE LAS HERAS → [email protected]

Peligro de Extinción
Comentarios