sábado. 13.07.2024

Un año más, Ceuta ha vuelto a recordar a su alcalde más añorado. Antonio Sánchez Prados, en el 87 aniversario de su fusilamiento, ha sido homenajeado en la calle que lleva su nombre y en la estatua que le recuerda desde el 2006, inaugurada con motivo del 70 aniversario de su fallecimiento.

El acto ha sido sencillo. El presidente de la Ciudaód, Juan Vivas, ha depositado una corona de flores en el pedestal de la estatua que recuerda al último regidor republicano de Ceuta, junto al delegado del Gobierno, Rafael García y el comandante general, Marcos Llago, en un acto que contó con representantes de todos los partidos con presencia en la Asamblea,  salvo VOX, y la senadora Cristina Díaz. Tras la interpretación de dos piezas musicales -el 'Duo de las Flores' y Kegelduett número 5-, se guardó un minuto de silencio en el recuerdo de un hombre cuyo legado moral trasciende ideologías y generaciones.

Nacido en Herrera (Sevilla) en 1888, Sánchez Prados llegó a Ceuta décadas más tarde, trabajando como ginecólogo en la Cruz Roja. Implicado en movimientos sociales, fue elegido alcalde en 1931. De hecho, no pudo proclamar la II República al aen aquel momento fuera de Ceuta.  Fue también diputado en Cortes, volviendo a ser elegido como alcalde al final del periodo republicano. A pesar de tener ofertas para irse de España tras el inicio de la Guerra Civil, desechó esta posibilidad, considerando que su lugar estaba en ejercer como alcalde. Tras ser detenido el 18 de julio de 1936, fue juzgado y fusilado el 5 de septiembre de aquel año.

Como decíamos, el legado del ex alcalde trasciende no solo por lo político. Quizá sea lo de menos. Para las generaciones posteriores de ceutíes, quedan los recuerdos y vivencias en torno a un hombre que ayudaba a sufragar el coste de las medicinas a las familias menos pudientes. Se vote lo que se vote, cuando en Ceuta hablamos de 'Don Antonio' sabemos a quien nos referimos. Y ese es su verdadero legado...

Ceuta vuelve a recordar a su alcalde más querido en el 87 aniversario de su muerte