lunes. 03.10.2022
TAUROMAQUIA

Rontomé niega las facilidades aludidas por el empresario: “le advertí que los plazos jugaban en contra”

El consejero de Educación y Cultura, Carlos Rontomé, ha hecho un repaso a la cronología de lo sucedido en torno a la intención de traer una corrida de toros a nuestra ciudad el próximo 18 de septiembre y ha recordado que la última vez que se tramitó un expediente de estas características se tardó 5 meses

Carlos Rontomé, consejero de Educación y Cultura, durante su comparecencia de este viernes / Laura Ortiz
Carlos Rontomé, consejero de Educación y Cultura, durante su comparecencia de este viernes / Laura Ortiz

“Polémica artificial”, así ha definido el consejero de Educación y Cultura, y portavoz del Gobierno accidental este viernes, lo sucedido en torno a la intención de traer una corrida de toros a la ciudad el próximo 18 de septiembre. Carlos Rontomé ha negado que, tal y como aseguró el empresario que pretende traer este festejo taurino, se dieran “todas las facilidades” para la celebración del mismo, señalando que, desde el primer momento, que fue el jueves de la semana pasada y no el viernes como aseguró Esteban Díaz, le transmitió que era “muy complicado porque los plazos jugaban en contra”.

Rontomé ha explicado, además, que todos los problemas se han suscitado en torno al primer expediente de los dos preceptivos, el de la ubicación de la plaza de toros portatil, y ha vuelto a insistir en que la Ciudad no podía dar permiso en la Marina por tratarse de una concesión portuaria con unas normas muy concretas que indican que no se puede subarrendar a terceros a no ser que la administración local esté implicada en la organización del evento, algo que no es el caso. Ahora, como les venimos contando en las últimas horas, será la Autoridad Portuaria la que tenga que estimar mediante los informes técnicos y jurídicos correspondientes, si puede realizarse en su terreno.

El consejero ha insistido en que en todo momento advirtió al empresario de que “los plazos eran complejos” pero ha recordado que “como administración no podemos poner obstáculos, la tauromaquia es legal, está reglada y las administraciones tienen que cumplir con la normativa”. En referencia al acuerdo plenario contra el maltrato animal, además, ha recordado que los acuerdos de pleno no están por encima de la Ley nacional y que la misma no contempla la tauromaquia como maltrato, tampoco, ha explicado, en el nuevo texto que está preparando el actual Gobierno de PSOE y Podemos.

Rontomé ha señalado, además, que la documentación que se presentó para ocupar el espacio en la Marina era errónea, comenzando porque la solicitud se refería al ayuntamiento de otra localidad y, además, no contaba con la documentación preceptiva, como la relativa a la responsabilidad civil o el plano de situación de donde pretendía instalarse la plaza de toros portatil.

El segundo expediente, ha explicado, es el que tiene que ver con la autorización del festejo por parte del Cultura y sobre el mismo, ha continuado, “aún no se ha presentado nada”. Carlos Rontomé ha explicado que este segundo expediente cuenta con “requerimientos bastante complejos” al tratarse de “un festejo de riesgos elevados” y que conlleva traer animales de la península, por lo que, en este sentido, también adviertió al empresario que “va a ser muy complicado que en un plazo de poco más de veinte días se solvente la parte administrativa, la cuestión veterinaria y demás”. Es en ese momento, continúa, cuando el empresario le plantea que entonces se buscará otra fecha.

“Como administración no nos hemos posicionado, cumplimos con la normativa”

Respecto a si se han recibido presiones políticas, el consejero de Educación y Cultura ha insistido en que “como administración no nos hemos posicionado, cumplimos con la normativa”, si bien ha explicado que lo que sí tenían claro era “que la propia empresa iba a aludir a este tipo de cuestiones” mientras que, de ceder el espacio de la Marina, “las asociaciones animalistas nos podían llevar al juzgado por ceder algo que no podemos ceder”. Por ello, ante la posibilidad de incumplir la concesión de la Autoridad Portuaria se emplazó al empresario a buscar otro espacio.

En relación a los plazos con que se han empezado a tramitar los permisos para la celebración de esta corrida de toros en comparación con cualquier espectáculo, Carlos Rontomé ha explicado que “no es habitual que se presente con tampoco tiempo”. La última vez que se tramitó un expediente similar, en los años 90, transcurrieron 5 meses desde que se inició el expediente hasta que se celebró el festejo.

Rontomé niega las facilidades aludidas por el empresario: “le advertí que los plazos...
Comentarios