domingo. 02.10.2022
TAUROMAQUIA

El empresario taurino insiste y señala a la Ciudad: "el viernes todo eran facilidades"

El empresario taurino Esteban Díaz ha asegurado este miércoles que hace menos de una semana, el pasado viernes por la mañana, "todo eran facilidades" por parte de la Ciudad para la celebración del festejo taurino en la ciudad. Díaz, que ha asegurado, además, que desde hace un año se viene hablando del proyecto "extraoficialmente" con "mandos de La Legión" y considera que se está actuando de "mala fe" por "motivos políticos"

El empresario taurino, Esteban Díaz, atiende a los medios de comunicación / Laura Ortiz
El empresario taurino, Esteban Díaz, atiende a los medios de comunicación / Laura Ortiz

Tras la comparecencia ante los medios de su representado, el torero Sebastián Ritter, el empresario Esteban Díaz ha mantenido un encuentro con los medios en el que ha dejado clara su visión sobre la polémica generada en la ciudad respecto a su intención de celebrar una corrida de toros el próximo 18 de septiembre. Díaz ha asegurado encontrarse muy sorprendido, especialmente porque el viernes por la mañana "todo eran facilidades" por parte de la Ciudad Autónoma. De hecho, ha señalado, "la Ciudad me reiteró que todo lo que necesitaramos" y reconoce que "se barajó la Marina" como ubicación, espacio con el que creen que "se ha tirado para atrás por motivos políticos".

El empresario, que ha explicado que ha invertido 70.000 euros para esta cita con los toros, ha señalado que "a mi se me está generando un trastorno empresarial" y ha asegurado que "no entiendo porque se me dice que tengo problemas de espacio, son excusas vanas, cuando se me dijo que todo facilidades".

En cualquier caso, ha insistido, su intención pasa por conseguir un espacio para instalar la plaza portatil y celebrar la corrida de toros. Si ayer se descartaba la Marina, hoy se ha descartado también el Cuartel de las Heras, por tratarse de un espacio del Ministerio del Interior que el propio empresario no cree que le concedan, y se ha optado por pedir permiso a la Autoridad Portuaria para ubicar la plaza de toros en la zona de la Puntilla. Una plaza de 60 metros de diámetro y con capacidad para en torno a 4.000 personas, ha explicado. Un permiso que, ha explicado, en caso de que se dilate la respuesta, será "de mala fe".

La fecha límite que se marca para que la corrida se pueda celebrar el 18 de septiembre es el 3 del mismo mes, asegurando que en un plazo de 15 días se podrían realizar todos los trámites, incluidos los aduaneros, por lo que consideran que "si hay buena fe", será posible que se celebre el festejo, mientras que "si no nos lo ceden es porque están bloqueándonos". En este sentido, Díaz ha requerido que se aplique la ley y que se haga de forma imparcial.

Se han mantenido contactos "extraoficialmente" con "mandos" de esta unidad que les llegaron a decir, siempre según sus palabras, que se trata de "un proyecto muy bonito que puede definir lo que es La Legión"

Pero no solo a la Ciudad Autónoma ha señalado el empresario durante su intervención, sino que también lo ha hecho directamente a La Legión subrayando que durante un año se han mantenido contactos "extraoficialmente" con "mandos" de esta unidad que les llegaron a decir, siempre según sus palabras, que se trata de "un proyecto muy bonito que puede definir lo que es La Legión". Hace un mes, cuando ya estaba todo fraguado, se decidió tirar para delante, ha insistido, y "hace más de 15 días que - las autoridades - tienen conocimiento de que se va a hacer la corrida aquí". Un proyecto, ha insistido que "fue una idea de la parte militar, la parte empresarial, que soy yo, y la parte romántica, que la pone el torero", subrayando, además, que "yo no tengo ningún interés ni porque los musulmanes lo vean mal ni porque los españoles lo vean bien", poniendo el dedo en la llaga de otra rama de la polémica y, quizás en un lapsus, equiparando confesión religiosa con nacionalidad.

Lo cierto es que daban por hecho que la corrida se iba a celebrar porque "si extraoficialmente me dicen que no va a haber impedimento, no me preocupo". Una corrida que parece lejos de ser una realidad pero que, en cualquier caso, ya ha dejado rédito en materia de publidad tanto para el empresario como para el torero, tal y como el propio Díaz reconoce señalando que "siempre que se hable de ti es publidad". Eso sí, asegura que ese nunca fue el objetivo y que si lo hubiera sido, la ciudad escogida hubiera sido otra, por ejemplo Barcelona.

El empresario taurino insiste y señala a la Ciudad: "el viernes todo eran facilidades"
Comentarios