martes. 26.09.2023

Las mejores previsiones se han desbordado. "Hemos tenido que llamar urgentemente para que nos mandasen más mesas y sillas", explica Antonio Noya. Se trata del promotor del "Día del Tejer en la calle", que por primera vez se ha celebrado en Ceuta con gran éxito de público. "Ojalá el año que viene no se pueda andar en la Plaza de los Reyes", asiente Isabel Naranjo, otra de las promotoras.

Éxito de participación/ Juanjo Coronado
Éxito de participación/ Juanjo Coronado

La imagen invitaba a los paganos a probar aquello de coger un patrón, un par de agujas y un ovillo de lana. Gente de todas las edades, sexo y credo tejiendo en público. Con mayor o menor experiencia: "relaja, abre la mente, la concentración... No es que sea bueno, es que no tiene nada malo", abunda Noya.

Varias participantes en el evento/ Juanjo Coronado
Varias participantes en el evento/ Juanjo Coronado

Entre los más jóvenes, un grupo de alumnos del IES Clara Campoamor. Comandados por Verónica Rivera, ·"en Instagram soy la cuentapuntos", profesora que explica que "esto surgió con el confinamiento. Yo llevo haciendo punto desde que tenía seis años, pero el primer año después de la pandemia recordarás que teníamos turnos de tres horas. A los alumnos les sabía a poco, y empezamos a probar esto. Al principio, como estábamos en invierno, todos hacían gorros y bufandas. Pero, poco a poco, empezaron a ir a más".

Verónica Rivera, mostrando tanto su ropa como su bolso elaborados por ella misma/ Juanjo Coronado
Verónica Rivera, mostrando tanto su ropa como su bolso elaborados por ella misma/ Juanjo Coronado

Incluso, con fines educativos. "A los niños con déficit de atención les viene bien, porque así se concentran más, y les está ayudando", explica Rivera. No puede confirmar si hay una relación directa entre el tejer y el rendimiento  académico "porque no tengo a mano las cualificaciones académicas, pero a ellos les viene muy bien. Es algo distinto, se concentran. Incluso, en clase muchas veces estamos explicando algo y ellos tejiendo a la par que atienden, o en los ratitos muertos entre clase y clase".

Un alumno del Clara Campoamor, en plena faena/ Juanjo Coronado
Un alumno del Clara Campoamor, en plena faena/ Juanjo Coronado

Entre el personal, de todo, como decíamos. Desde gente que está empezando hasta auténticos expertos. Desde el jersey o la prenda de regalo o para si mismo -"llevo años sin comprarme un jersey", insiste Rivera- hasta, por ejemplo, las dos hormigas más famosas de la televisión. En efecto: Trancas y Barrancas tienen su réplica en croché en Ceuta.

'Trancas y Barrancas', los conocidos personajes de El Hormiguero, en punto/ Juanjo Coronado
'Trancas y Barrancas', los conocidos personajes de El Hormiguero, en punto/ Juanjo Coronado

 

La llegada del "Dia de tejer" en la calle, un éxito