martes. 16.07.2024
SESIÓN DE INVESTIDURA

Feijóo propone seis grandes pactos de Estado y ayudas a la vivienda y transporte en Ceuta

Alberto Núñez Feijóo ha comparecido ante el Congreso en la primera de las jornadas de su Sesión de Investidura ofreciendo seis pactos de Estado. El líder ‘popular’, que se ha presentado como “un presidente de fiar”, ha comprometido también una serie de inversiones en todos los territorios. En el caso de la Ciudad Autónoma de Ceuta, ha destacado las necesidades en vivienda o en transporte como uno de los grandes aspectos a tener en cuenta tras su ronda de consultas con los presidentes autonómicos.
Alberto Núñez Feijóo, presidente del PP/ Archivo
El candidato a la Presidencia del Gobierno, Alberto Núñez Feijóo/ Congreso

Consciente de que, salvo sorpresa de última hora, no logrará la confianza del Congreso de los Diputados, el presidente del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno, Alberto Núñez Feijóo, anticipó en su primera intervención ante la Cámara Baja lo que probablemente sea la línea de la naciente legislatura. El político gallego apeló a la gestión, a la lucha contra los independentismos y defender el espíritu de la Transición, “de la que no reniego, sino que reivindico” ante “políticas excluyentes”.

Como propuesta principal, presentó seis grandes Pactos de Estado. En concreto, sobre institucional, por la economía, por las familias, por el estado del bienestar, del agua, un pacto territorial y a cerrar la reforma del artículo 49 de la Constitución, “una deuda con las personas con discapacidad”. No rehuyó, en ningún momento, pronunciarse sobre la posible amnistía a los condenados por el 1 de Octubre de 2017: “No hay amnistía ni autodeterminación en mi proyecto de país. Ni jurídica ni éticamente es aceptable. Fuera de la Constitución no hay democracia. Ningún fin justifica los medios; ni siquiera la Presidencia del Gobierno. No paso por renunciar a la igualdad de los españoles para ser presidente del Gobierno. Defendiendo todo esto, mi partido ganó las Elecciones, como viene ocurriendo en todos los comicios como viene sucediendo en todos los comicios desde que tengo la suerte de ser presidente de mi partido".

Puigdemont "nos ha ofrecido a todos lo mismo, pero la diferencia está en la integridad de cada cual. Tengo a mi alcance los votos para ser presidente del Gobierno, pero no estoy dispuesto a pagar el precio. Es la respuesta que doy yo, pero habrían dado Suárez, González, Aznar o Rajoy. Incluso ,la de Rodríguez Zapatero, que buscó los votos del PP para frenar el Plan Ibarretxe, y todos los secretarios generales del PSOE, del primer o al último, hasta Pedro Sánchez". El candidato anuncio “la incorporación al Código penal del delito de deslealtad constitucional, como ocurre en tantos países, y volverá a aumentar las penas por malversación de caudales públicos. Para los que demandan amnistía, no se pidió consentimiento a los españoles y los españoles no dieron su consentimiento para que decida Bildu, que hace menos de seis meses llevaba a 40 condenados por violencia terrorista; ERC que se jacta de obligar a hacer al socialismo lo contrario de lo que dice o Junts". Recordó que “cuando el PSOE necesitó los votos del PP para las Alcaldías de Barcelona o Vitoria, y el PNV para lograr la diputación provincial de Álava, lo obtuvo. No me arrepiento, pero los que pregonaron que era peligrosísimo de que el independentismo se hiciera con la capital de Cataluña o Bildu con importantes instituciones vascas ¿ahora pretenden que los independentistas nos gobiernen a todos y cada uno de los españoles?. Es difícil de explicar", dijo

Entrando en materia, sobre los pactos afirmó que el objetivo es “dejar atrás los bloqueos, garantizar la estabilidad y emprender las reformas necesarias comunidad por comunidad”. Enumeró las principales peticiones trasladadas de por los presidentes autonómicos. En el caso de Ceuta “necesitan una política de vivienda más activa y mayores facilidades de transporte”, mencionó. También habló de sanidad, aunque sin mencionar a las Ciudades Autónomas, únicas que dependen del Gobierno directamente: anunció un MIR extraordinario, primando a los médicos que quieran ir al medio rural”.

Sobre la política económica y social, achacó al Gobierno actual “haber traído más de 500.000 nuevos pobres a España”. Por ello, anunció “una aportación extraordinaria de 6.000 millones de euros para reforzar las ayudas a las familias numerosas, monoparentales y  las más vulnerables”, además de proponer medidas como reducir el IRPF a las rentas bajas y medias (con ingresos de hasta 40.000 €), extender temporalmente la rebaja del IVA de los alimentos a la carne, pescado y conservas y mantener el resto de medidas vigentes contra la inflación, el tipo reducido del IVA de electricidad y de gas buscar el compromiso para que el crecimiento español sea de un 2’5 sostenido en cada uno de los años de la próxima década”. Feijóo insiste  en facilitar el  acceso a la vivienda, el incremento de las ayudas de conciliación o la gratuidad de las escuela infantiles de 0 a 3 años”.

El candidato a la Presidencia también apostó un pacto institucional. “El CNI, el INE  o la Fiscalía no pueden estar a capricho del gobernante de turno”, dijo, apostando por un mayor peso del Congreso, “con una Comisión de Investigación para aprobar o no el cambio de postura de España sobre el Sáhara” y un acuerdo para desbloquear el CGPJ “que se vote el mismo día que una Ley que permita que sean los jueces los que escojan a los miembros del Consejo, y el Congreso a juristas excelentes”. Apostó por acabar con las “puertas giratorias en la Justicia: no se puede ser ministro por la mañana y fiscal general por la tarde”, aseveró, apuntando también a que las Direcciones Generales de la Policía y Guardia Civil sean ocupadas por profesionales de la materia.

Apuesta por un gran pacto hídrico, con 40.000 millones de euros de inversión: “transición ecológica si, consignas militantes no”, aseguró. Respecto a las familias, propone mantener las ayudas de 200 euros a las familias más vulnerables, la gratuidad del transporte público en función de la renta, o que la Educación sea instrumento de debate político. Tras “ocho reformas educativas, ha llegado el momento de hacer una gran ley que no dependa del Gobierno de turno, sin adoctrinamiento, respetando la educación especial y la libertad” de las familias.

También anunció una estrategia de salud mental- “el consumo de ansiolíticos o el número de suicidios en los últimos tiempos es insostenible”- y se comprometió a una Ley para enfermos de ELA, “aunque sea por vía de urgencia”, además de una estrategia contra el excesivo consumo de pantallas y redes sociales por parte de la juventud . Del mismo modo, anunció un plan de vivienda joven, “con un incremento considerable de las viviendas disponibles” o una ley para acabar con las ‘okupaciones’ en 24 horas.

El candidato del PP también anunció “nuevas inversiones y patrimonios extranjeros, para hacer  más atractiva la vida en el medio rural, una política de impuestos cero en estos entornos y mejorará la equidad de las cargas tributarias".

Cristina Díaz, senadora por Ceuta / Cedida
Cristina Díaz, senadora por Ceuta / Cedida

Concluyó su parlamento como lo inició: evitando cualquier concesión a los independentismos, “aunque reconozco que España es un país plural, y así debe serlo, pero dentro de la Ley” y preguntando al PNV “si le han votado a ustedes para hacer la política económica de Podemos”. Por último, agradeció el apoyo de Coalición Canaria, Unión del Pueblo Navarro y VOX, y mostró su respeto “a aquellos socialistas que ahora son perseguidos por decir lo que decía Pedro Sánchez hace dos meses”. 

El diputado Javier Celaya y el senador Abdelhakim Abdeselam, antes del discurso de Feijóo/ PP
El diputado Javier Celaya y el senador Abdelhakim Abdeselam, antes del discurso de Feijóo/ PP

En la tribuna de invitados, el presidente de la Ciudad, Juan Vivas. En el hemiciclo, los tres parlamentarios ceutíes: el congresista Javier Celaya y los senadores Abdelhakim Abdeselam y Cristina Díaz.

Feijóo propone seis grandes pactos de Estado y ayudas a la vivienda y transporte en Ceuta