lunes. 26.02.2024
ALERTA ESTAFA

Notificaciones fraudulentas suplantan la identidad de la Agencia Tributaria

 Se ha detectado una campaña de suplantación a la Agencia Tributaria que utiliza correos electrónicos fraudulentos para distribuir malware. Mediante la técnica de phishing, los estafadores intentan engañar a las víctimas para que descarguen archivos maliciosos y robar sus datos bancarios. Es importante estar alerta y conocer los indicios que revelan la falsedad de estos correos.

PHISHING AGENCIA TRIBUTARIA 2
PHISHING AGENCIA TRIBUTARIA 2

La Agencia Tributaria se encuentra actualmente en la mira de estafadores que intentan suplantar su identidad y distribuir malware a través de correos electrónicos fraudulentos. Esta campaña de phishing ha sido detectada y alerta a los usuarios sobre la importancia de mantenerse vigilantes ante posibles intentos de robo de información.

Los estafadores utilizan dos pretextos diferentes para engañar a las víctimas y lograr que descarguen archivos maliciosos. Uno de ellos está relacionado con supuestos reembolsos de impuestos pasados, mientras que el otro menciona la invalidación de documentación. Ambos correos electrónicos contienen enlaces que dirigen a los usuarios a descargar un archivo .zip fraudulento que, al ser descomprimido e instalado, infecta el dispositivo con malware.

Existen varios indicios que pueden hacer sospechar de la veracidad de estos correos electrónicos. En primer lugar, es importante verificar que el dominio del remitente se corresponda con el de la Agencia Tributaria. Si el remitente utiliza un dominio diferente o sospechoso, es probable que se trate de un intento de suplantación.

Además, estos correos suelen emplear un tono de urgencia para motivar a las víctimas a realizar las acciones solicitadas. Es importante recordar que la Agencia Tributaria no suele comunicarse de esta manera y no requiere que los usuarios descarguen archivos adjuntos para resolver incidencias.

Asimismo, los correos fraudulentos suelen contener errores de ortografía y redacción que pueden ser indicativos de su falta de veracidad. La Agencia Tributaria es una entidad seria y profesional que se caracteriza por una comunicación correcta y precisa, por lo que cualquier error en el contenido del correo electrónico debería despertar sospechas.

Ante la recepción de uno de estos correos electrónicos, es recomendable marcarlo como spam y eliminarlo de la bandeja de entrada si no se ha hecho clic en ningún enlace ni descargado ningún archivo adjunto. Sin embargo, si se ha descargado el archivo pero no se ha ejecutado, es importante eliminarlo tanto de la carpeta de descargas como de la papelera de reciclaje.

En el caso de que el archivo malicioso haya sido descargado y ejecutado, se deben tomar medidas adicionales para proteger el dispositivo y los datos personales:

Aísla el dispositivo o equipo de la red, desconectándolo de Internet y de cualquier red doméstica. Esto evitará que el malware se propague a otros dispositivos.

Ejecuta un antivirus actualizado y realiza un análisis completo del sistema en busca de posibles infecciones. Si el dispositivo aún está infectado, considera la opción de formatearlo o restablecerlo a su configuración de fábrica para desinfectarlo por completo. Recuerda realizar copias de seguridad periódicas para salvaguardar tus archivos importantes.

Conserve las pruebas, como capturas de pantalla del correo electrónico fraudulento, para presentar una denuncia ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en caso de ser necesario. Puedes utilizar servicios de testigos online para certificar el contenido de estas pruebas y respaldar tu caso.

La Agencia Tributaria y las autoridades competentes continúan trabajando para combatir este tipo de ciberataques y proteger la seguridad de los contribuyentes. Sin embargo, la mejor defensa sigue siendo la prevención y la concienciación de los usuarios. Mantente alerta ante cualquier correo sospechoso, verifica la autenticidad de los remitentes y evita descargar archivos adjuntos o hacer clic en enlaces no confiables. La seguridad de tus datos y tu información personal depende de ello.

Notificaciones fraudulentas suplantan la identidad de la Agencia Tributaria