sábado. 26.11.2022
EN VÍDEO

Elisabeth Muñoz: “la segunda ola ha arrasado Ceuta de una manera abrumadora, dejando situaciones críticas”

Los profesionales sanitarios han sido, sin duda, los grandes héroes de este año 2020. Así el balance que hacen de lo sucedido en los últimos meses en vital, especialmente para no repetir errores en el futuro. Desde el ámbito de la Enfermería, la secretaria general de SATSE, Elisabeth Muñoz, nos cuenta cómo ha transcurrido el año para las enfermeras y enfermeros ceutíes y qué objetivos se plantean de cara al futuro.

 

¿Qué objetivos teníais en la profesión enfermera cuando empezaba el 2020? ¿habéis podido cumplir alguni?


Sí, realmente para nosotros esto ha sido un vuelco total a lo que teníamos previsto para 2020 pero, en contra de lo que muchos puedan pensar, a pesar de que se nos han quedado en el tintero muchísimas cosas que queríamos cumplir este año, hemos reanudado otras muy importantes y que han servido de apoyo durante toda la pandemia a los compañeros que nos han necesitado a pie de Hospital y a pie de centros de salud, cada segundo y cada minuto de su tiempo, y para los que hemos estado en todo momento.

 

La Enfermería ha sido una profesión vital en estos meses, ¿vuestra labor en que ha consistido? ¿Qué han hecho los profesionales de la Enfermería en esta pandemia?

 

Nosotros tuvimos un poco de suerte, entre comillas, porque durante la primera ola no tuvimos en Ceuta una situación tan grave como la de la segunda oleada, esto permitió al sistema en Ceuta irse proveyendo de multitud de herramientas que hicieron que la Enfermería y otros profesionales sanitarios pudieran estar preparados para lo que vendría después.

 

¿Qué ocurrió en la primera oleada entre los profesionales? Muchísimo miedo, mucho miedo, mucha incertidumbre. Y sí es cierto que ya en aquellos entonces tuvimos contagios pero también es cierto que el indice fue mucho menor que en la segunda ola y que la gravedad de los casos entre los profesionales no fue alta. Eso nos permitió ir preparándonos para la segunda oleada que, en este caso, sí ha arrasado Ceuta de una manera totalmente abrumadora y que ha dejado a los profesionales ante situaciones muy críticas que, en ningún momento, estaban pensando ya que se pudieran producir, vista la habilidad con la que en una primera ocasión había pasado el virus por la ciudad no se esperaba que la incidencia en la segunda oleada fuera tan alta.

 

¿Qué experiencias de lo sucedido os hacen llegar vuestros compañeros?

 

Yo creo que también ahí podríamos establecer unas diferencias entre lo que fue la primera oleada y lo que ha sido la segunda. Durante la primera oleada lo que nos llegaba de nuestros compañeros era la falta de material: no había EPIS ni mascarillas suficientes... tenían ese miedo a que no estaban debidamente protegidos. Sí es verdad que rápidamente el INGESA trató de hacer acopio de todo el material que pudo pero, como bien sabéis, no había ni si quiera mercados a los que recurrir para hacer acopio de estos materiales.

 

Sin embargo, durante la segunda oleada ya nuestros almacenes han estado llenos, el INGESA ha hecho acopio durante todo ese tiempo del material sanitario, tenemos disponibilidad de los medios para todo el personal sanitario, sin embargo nos seguimos encontrando con problemas que son totalmente inasumibles y que de hecho ahí estamos para intentar que cesen de inmediato.

 

Te voy a poner el claro ejemplo de la Atención Primaria de Ceuta: la Atención Primaria que es vital en el trato a los pacientes y en la consecución de la victoria sobre esta pandemia, y nos encontramos que nuestro personal sanitario no tiene mascarillas FPP2 para su uso diario, solamente se les proporciona una mascarilla a la semana, cuando se ha demostrado ya cientÍficamente que la generación de aerosoles, una vez que el paciente se tiene que retirar la mascarilla está provocando contagios en el personal que lo atiende. Nos hemos dirigido a la directora de Enfermería de Atención Primaria y como todavía no hemos recibido respuesta y entendemos que es un tema prioritario y urgente, hemos preparado también un escrito para el gerente y vamos a hacer lo mismo con la Dirección Territorial porque nuestros profesionales de Atención Primaria tienen que estar exactamente igual de protegidos que están los del Hospital.

 

A lo largo primera ola veíamos la situación de vuestros compañeros en otros territorios, por ejemplo en Madrid ¿qué os cuentan vuestros compañeros del resto del país?

 

Lo que nos cuentan es lo que todo el mundo ha visto en los medios de comunicación. Han estado sobrepasados, han estado totalmente abandonados en la primera ola, no tenían recursos, que en Ceuta tampoco tuvimos, con la diferencia de que el indice de afectación era infinitamente mayor... y lo peor de todo es que en comunidades como Madrid siguen sin funcionar los centros de Atención Primaria y esa es la clave de porque se siguen masificando posteriormente los hospitales.

 

Creo que ellos han trasladado sus temores y miedos, que han sido muy generosos, por que no hay que olvidar que los compañeros en la península, en multitud de ocasiones, se han visto obligados a separarse de sus familias durante la pandemia, para no provocar contagios, y que han vivido aislados, no solamente el tiempo en el que estaban trabajando, sino también el tiempo en el que tenían algo dispersión para su propio ocio, en el que no podían reunirse con su propia familia.

 

¿Qué le parece la situación que han atravesado los estudiantes de Enfermería? Muchos de ellos no dudaban a la hora de ponerse en marcha para ayudar fuera de nuestra ciudad en los peores momentos de la pandemia

 

Nosotros hemos mantenido el lazo de unión con todos los estudiantes de Enfermería en todo momento, porque cuando comenzó la pandemia y empezaron a solicitar a estos estudiantes, a quienes demandaban del resto de comunidades autónomas era a estudiantes de 4º curso que estaban en la finalización de su etapa formativa. A estos compañeros se les hicieron contratos en prácticas, reforzando los servicios en la mayoría de las ocasiones, esto no quita que en algunos casos se haya tenido que abusar de estos estudiantes incluso dejándolos solos a la atención de estos pacientes, pero, desde luego, en todo momento el intento ha sido de reforzar el trato del resto de profesionales y terminar de formarse en algo que aquí no habían podido hacer.

 

Luego hemos seguido manteniendo el lazo con ellos porque durante este segunda parte del año había una pugna entre INGESA y la propia UGR porque INGESA no terminaba de autorizar a los estudiantes a realizar sus prácticas y nosotros en todo momento los hemos apoyado porque considerábamos que no solo era vital que esta camada de estudiantes salga en este año para reforzar a los enfermeros que tan agotados están de la pandemia, sino que además tienen que estar apoyados por el INGESA porque no puede ser que se aproveche a los estudiantes cuando son necesarios en una pandemia y luego no se les deje formarse cuando la pandemia ha bajado su intensidad. Finalmente se han incorporado con todas las medidas de precaución, por supuesto, pero era necesario e imprescindible que este año contemos con estos nuevos enfermeros que vendrán a reforzar los descansos pertinentes y las vacaciones de todos los compañeros que tanto están sacrificando durante este año 2020.

 

¿Desde SATSE sois optimistas de cara a 2020? ¿Os marcáis nuevos objetivos?

 

Nosotros vamos a empezar directamente a trabajar con los objetivos de 2021, vamos a retomar los objetivos que tuvimos que dejar en el tintero, como pueden ser 35 horas semanales como en el resto del país para unos profesionales que están cansados o la jubilación voluntaria y anticipada para unos profesionales que han dado mucho por todo el sistema sanitario y que merecen un descanso cuando todavía están en una edad que pueden descansar y no han empezado a tener todas estas patologías que derivan de una profesión en la que tenemos muchísimo sacrificio y también muchas repercusiones físicas y mentales a nuestra propia salud.

 

Es decir, todo lo retomaremos para que podamos realizarlo en 2021, ya que tuvimos que aparcarlo en 2020, y vamos a seguir estando al lado de los profesionales en todo lo que se refiere al inicio de la vacunación, que llegará esperamos en unos meses, para que ante cualquier problema que tengan, puedan saber siempre que siguen contando con SATSE para apoyarles y para defender todos sus intereses y sus derechos.

 

 

Elisabeth Muñoz: “la segunda ola ha arrasado Ceuta de una manera abrumadora, dejando...
Comentarios