jueves. 28.09.2023

Este es un año de elecciones. Parece una obviedad, con unas que acabamos de dejar y otras convocadas prácticamente con las urnas recien cerradas. Pero no solo en el plano político: el sindical también tiene marcadas unas cuantas citas con las urnas de aquí al 31 de diciembre. Y eso comienza también a notarse.

Por ejemplo, en el ámbito de la Administración General del Estado, convocadas para el próximo 26 de junio. Con un elemento que ha irrumpido con fuerza en la carrera electoral: el Plus de Residencia, y una sentencia que parte en dos la tan llevada y traida 'unidad de acción' sindical.

Recapitulemos: el pasado 5 de junio se notificaba una sentencia por parte de la Audiencia Nacional en base a una demanda interpuesta por Comisiones Obreras. El sindicato había planteado un conflicto colectivo para la percepción de dicho complemento retributivo y la elevación del mismo a los funcionarios residentes en Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla. "La congelación del Plus ha hecho que ya no sea atractivo venir a Ceuta. Antes, se accedía a una vivienda por parte de los funcionarios con lo que se cobraba de Plus. Ahora no da ni para empezar", decía el viernes el secretario general de Comisiones Obreras, Emilio Postigo.

Emilio Postigo, secretario general de CCOO, durante su rueda de prensa del viernes/ Juanjo Coronado
Emilio Postigo, secretario general de CCOO, durante su rueda de prensa del viernes/ Juanjo Coronado

La demanda fue planteada, en principio, por CCOO y a ella se adhirieron UGT, CSIF y un sindicato gallego. El objetivo de la demanda: la actualización en el pago del Plus de Residencia. Sin embargo, el Juzgado la desestima, entendiendo que "una vez realizada la homologación al personal funcionario en la forma que se propone por el sindicato toda vez que dicha pretensión entraña un conflicto de intereses o regulatorio, ya que a diferencia de lo que sucedía en el anterior Convenio único, las partes no han realizado equiparación alguna".

Algo que Comisiones Obreras entiende erróneo. "Este es un concepto retributivo al margen del capítulo 1 -el de personal- de cada Ministerio". El sindicato anunciaba recurso, aunque dejaba la vía abierta a dar la razón al resto de centrales: "Por si acaso, vamos a iniciar demandas individuales. Lo que queríamos era evitar gastos en abogados, etc, al personal, para presentar miles de demandas individuales", explicaba Postigo.

Sin embargo, y vamos ya con la división sindical, desde las otras centrales se afirma que "si en vez de ir por el camino del Conflicto Colectivo, lo hubiéramos hecho por el individual como ha ocurrido en Melilla, ya habríamos ganado". Curiosamente ambas partes mencionan con sorna las mismas palabras cuando se les pregunta sobre esta división: "elecciones sindicales"...

La 'guerra del Plus de Residencia' calienta las elecciones sindicales