viernes. 12.07.2024

Algo se mueve en Marruecos. Si atendemos a la información publicada por el diario El Español y que firma su corresponsal en el vecino país, Sonia Moreno, la sucesión de Mohamed VI puede estar más cercana de lo previsto. Como en todos los reinos, el cargo de Rey acompaña en teoría a la persona hasta la muerte. Pero el escenario de la abdicación parece estar más cercano que nunca o, al menos, hablarse de el con más fuerza que nunca.

Todo ello, debido al evidente deterioro físico del monarca alauí, a quien en sus últimas apariciones públicas se le ha visto extremadamente delgado. Ello habría motivado que se activase la 'operación abdicación', para llevar a la corona marroquí a un escenario parecido al de España en 2014, con Juan Carlos I como Rey Emérito y Felipe VI ejerciendo las funciones de Jefe de Estado.

Sin embargo, dicha posibilidad podría no ser calcada. El Rey Mohamed VI se reservaría el control en asuntos delicados, como las Fuerzas Armadas. Se pretende así que el futuro rey marroquí, que lo será bajo el nombre de Hassan III, vaya asumiendo paulatinamente las funciones implícitas a la Jefatura del Estado.

No es algo precipitado: el rotativo que dirige Pedro J. Ramírez recuerda como en 2016 se barajó la posibilidad de que un Consejo de Regencia guiara los destinos del país hasta que el príncipe heredero alcanzara la mayoría de edad, o que incluso este papel recayese en una de las figuras más polémicas de la Casa Real alaouí: Muley Rachid, hermano del actual monarca y al que algunos prohombres del régimen de Hassan II -como el temido ministro de Interior, Dris Basri- prefirieron al actual monarca. Basri murió autoexiliado en París, defenestrado por Mohamed VI nada más ascender al trono...

Del futuro -o tal vez inminente- Rey se sabe que ha sido educado para ocupar el trono practicamente desde el momento de su nacimiento. Está seriamente influenciado por dos familiares: su madre, Lalla Salma, divorciada de Mohamed VI, y su abuelo, Hassan II. Prueba de ello es que ha llegado a lucir en público uniformes del padre de Mohamed VI.

Y ¿qué pasará con Mohamed VI?. Según fuentes citadas por el diario, su destino podría ser retirarse a los palacios del Norte. Es decir, a una serie de posesiones en las regiones de Tetuán y Nador, fronterizas con Ceuta y Melilla. Al Rey le ha gustado desde siempre la zona, donde puede practicar deportes naúticas y donde abundan las leyendas y chascarrillos sobre algunas fiestas suyas con celebridades mundiales Y todo tras resolver también una de sus grandes preocupaciones: su vasto patrimonio. No solo hablamos del Rey de Marruecos y Comendador de los Creyentes; también de uno de los hombres más ricos del continente africano...

Marruecos ¿hacia la abdicación de Mohamed VI?