viernes. 19.04.2024

Algo tan rutinario y, en principio, tan poco glamouroso como una partida de aceites para motores vendida por una empresa local puede, sin embargo, entrar en los libros de historia. Y es que ese es el material que una empresa ceutí, RODACO, ha logrado exportar a Marruecos en la segunda 'prueba piloto' de la Aduana Comercial.

Este viernes ha sido el día en el que las aduanas tanto de Ceuta -de nueva creación- como de Melilla -cerrada unilateralmente por Marruecos en 2018- han vuelto a funcionar, aunque sea de modo incipiente y prácticamente como prueba piloto. En el caso de Ceuta, como decíamos, la exportación de una partida de aceites para motores ha sido la que entra en la historia del comercio y la economía locales.

Lo desveleba Delegacióno del Gobierno a media tarde de este viernes. El centro gubernativo considera que "con estas nuevas operaciones, se avanza en la hoja de ruta prevista hacia la plena normalización, progresiva y gradual, a la que los dos países se habían comprometido para favorecer los intercambios comerciales y hacer frente al comercio atípico que se registraba en estos puestos fronterizos".
Además "las nuevas expediciones comerciales ya incorporan soluciones a muchas de las dificultades técnicas que se detectaron en la prueba piloto que se llevó a cabo con éxito el pasado 27 de enero. Durante aquella jornada, se registró el hito de que, por primera vez, se abriera una aduana en Ceuta y que se reabriera la de Melilla tras permanecer cerrada desde 2018", recuerda Delegación .
Desde entonces, "se ha trabajado en adaptar la infraestructura técnica y burocrática a las necesidades que requiere un paso aduanero de estas características para avanzar hacia una normalización plena en la que los dos países trabajan conjuntamente de acuerdo al calendario que se fijó durante la RAN de principios de mes".

La puesta en marcha de la aduana comercial en Ceuta y la reapertura de la de Melilla fue uno de los acuerdos que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció el pasado año tras su visita a Rabat  y su reunión con el monarca alauí, Mohamed VI, una vez que España 'viró' su postura tradicional sobre el Sáhara Occidental.

Hasta ahora, se ha hablado de una "apertura gradual y ordenada" de la aduana comercial, sin concretar una fecha 'tope' para tener puesta en marcha esta infraestructura. El ministro de Exteriores, José Manuel Albares, insistía en que estas aduanas se pondrían en marcha el pasado lunes, durante una comparecencia ante la Comisión de Exteriores del Congreso de los Diputados.

Entonces, Albares señaló que los calendarios no habían sido desvelados, entre otras cosas, a petición de los presidentes de Ceuta, Juan Vivas, y Melilla, Eduardo De Castro. En lo que si insistió el jefe de la diplomacia española es en que "no queremos imágenes del pasado", en clara referencia al porteo y al denominado comercio transfronterizo.

Vuelve la actividad a la aduana comercial con Marruecos